El Perú toma ventaja de mejores condiciones de financiamiento

Artículo de Mario Guerrero, publicado en el Reporte Semanal (del 25 al 29 de noviembre del 2019) del Departamento de Estudios Económicos del Scotiabank.

Las expectativas de tasas de interés dieron un giro de 180° a fines del 2018 (cuando se pensaba que la Fed las iba a subir tres veces este año) favoreciendo el rally de los precios de los bonos, en particular de los mercados emergentes.

Por el contrario, la Reserva Federal ha reducido en tres ocasiones en 25pbs cada vez su tasa de interés (julio, setiembre y octubre), mientras que el rendimiento del bono del Tesoro de EE.UU. a 10 años, considerado referencia mundial, ha descendido 90pbs en ese mismo lapso (cuando el rendimiento del bono baja, el precio sube).

Suscríbase a nuestro boletín diario, el mejor resumen de noticias sobre las regiones del Perú

El apetito de los inversionistas se reflejó en un descenso de más de 100pbs en la prima de riesgo de los activos de economías emergentes. El mayor apetito se observó durante el 1T19, el 3T19 y en lo que va del 4T19.

En el caso del Perú, la prima de riesgo país ha descendido cerca de 40pbs, el mayor descenso en la región junto con Brasil, Colombia y México.

El descenso de tasas de interés internacionales y una menor prima de riesgo país contribuyen a un entorno de mejores condiciones financieras, que se reflejan no sólo en un menor costo de financiamiento, sino también en la obtención de mayores plazos y volúmenes más altos. Esto es favorable tanto para la obtención de financiamiento por parte del sector privado, como del sector público.

Como consecuencia de este entorno, los inversionistas extranjeros adquirieron poco menos de US$ 5,000 millones en bonos soberanos durante el 1S19. En el 3T19, con el recrudecimiento de la guerra comercial y el mayor ruido político en la región, tomaron ganancias y adoptaron una postura cauta, reduciendo su exposición en alrededor de US$ 1,000 millones, tal como muestra el gráfico de la derecha.

No obstante, el apetito regresó durante el 4T19. Reflejo de ello es la reciente colocación de bonos soberanos por S/.10,200 millones (alrededor de US$ 3,000 millones), del cual el 80% fue asignado a inversionistas no residentes, según el MEF. Es la segunda vez en el año que el Perú acude al mercado internacional de capitales para obtener financiamiento. En junio, el Perú colocó US$ 2,500 millones en bonos, de los cuales el equivalente a US$1,750 millones fueron en soles y US$ 750 millones fueron en dólares (bonos globales).

Síganos en Facebook

Esta vez el 100% de la colocación fue en soles. Cerca de S/.2,400 millones (US$ 715 millones) correspondieron a la reapertura del bono soberano 2034 (15 años) con una tasa de 4.95%, por tanto la diferencia (es decir S/.7,800 mill. equivalentes a US$ 2,320 mill.) habrían correspondido a un nuevo bono con vencimiento el 2040 (20 años) y una tasa de 5.35%. Ambos rendimientos estuvieron por debajo de lo esperado. A pesar de las turbulencias políticas, el Perú es visto como un refugio seguro. Esto se refleja en el hecho que la demanda por bonos superó 2.2x veces la oferta.

Hasta el 70% de los recursos obtenidos serían destinados al reperfilamiento de deuda (actualmente en proceso, permitiendo canjear deuda en dólares y euros por deuda en soles a plazos más largos) y lo restante iría al financiamiento del presupuesto 2020. Esto debido a que el financiamiento para este año ya está prácticamente cubierto. El déficit fiscal se encuentra en 1.6% del PBI durante los últimos 12 meses hasta octubre, por debajo del 2.3% de 2018 y del 2.2% previsto en el Marco Macroeconómico Multianual (MMM) para este año. Los ingresos públicos aumentaron 1.4% durante el 3T19, mientras que el gasto público lo hizo en 4.6%, impulsado principalmente por el consumo público (+6.6%), mientras que la inversión pública registró un crecimiento nulo.

Para el 2020 se contaría con un pre-financiamiento de alrededor de US$ 1,200 millones. La meta de déficit fiscal para el próximo año es de 2.0% del PBI según el MMM, mientras que según la Ley de Endeudamiento Público (D.U. 016-2019) el gobierno está facultado a emitir hasta S/.11,813 millones (US$ 3,547 millones) en bonos internos y a realizar hasta US$ 6,000 millones en operaciones de administración de deuda.

La economía peruana crecería entre 2.5% y 2.7% este año y por encima del 3.5% en el 2020, según el BCR, proyecciones que superan el 2.6% (2019) y 3.2% (2020), según el consenso de analistas en el sondeo de Focus Economics y a las nuestras, que lucen más conservadoras (2.3% para este año y 3.0% para el próximo).

Sea el primero en comentar sobre "El Perú toma ventaja de mejores condiciones de financiamiento"

Deje un comentario