Sol peruano resistente a los choques externos

El tipo de cambio sol/dólar saltó de S/.3.33 hasta casi S/.3.40 durante la semana pasada impactado por el ruido político en la región. La persistencia de las protestas sociales en Chile y el anunció de una nueva Constitución, produjeron un mayor sentimiento de cautela en los inversionistas.

La demanda por dólares tuvo varios frentes, aunque estuvo impulsada principalmente por inversionistas extranjeros. Por un lado, se produjo un proceso de toma de ganancias, pues los bonos peruanos habían acumulado beneficios en el año. Este apetito se reflejó en el descenso de los rendimientos (de 5.64% a fines del 2018 a 3.94%, nivel previo al inicio de las protestas en Chile), y en la consecuente alza de sus precios.

Suscríbase a nuestro boletín diario, el mejor resumen de noticias sobre las regiones del Perú

Otros inversores optaron por elevar los niveles de coberturas cambiarias en su exposición a bonos soberanos. Para atender estas demandas el BCR colocó swaps cambiarios, aunque en una magnitud moderada (S/.600 millones).

Desde que estallaron las protestas en Chile (18/10), el rendimiento del bono soberano peruano a 10 años aumentó 42pbs, la mitad del aumento que registró su par chileno (+80pbs), reflejando la acción coordinada de los inversores, pues muchos de los que están expuestos a activos en Chile lo están también en el Perú, por ser ambos países con grado de inversión.

Estimamos que la demanda de dólares habría alcanzado los US$ 1,300 millones durante la semana, por estas razones, de acuerdo con la evolución del saldo non-delivery forward venta. En parte estos flujos fueron compensados por una mayor oferta de agentes locales, como empresas exportadoras, que ofertaron dólares ante el inicio del periodo de pago de impuestos. Los inversores institucionales locales no registraron mayor actividad en el mercado de cambios.

Síganos en Facebook

Los inversionistas extranjeros (no residentes) registraron un fuerte apetito por bonos soberanos peruanos, elevando su participación dentro del total de bonos en circulación de 39% a mediados del 2018 hasta 54% a mediados de este año, lo que equivale a una demanda por casi US$ 7,800 millones. La demanda por coberturas cambiarias durante ese periodo se mantuvo en promedio alrededor del 50% de esa exposición. Durante el 3T19 el apetito por bonos cambió y se moderó, pues el porcentaje de tenencia bajó 4.3 p.p., a 50%, lo que equivalió a un descenso de US$ 1,500 millones aproximadamente. Sin embargo, los saldos de coberturas cambiaria permanecieron relativamente estables. Los datos de octubre muestran una caída del saldo de coberturas de casi US$ 1,300 millones, sin embargo, esa caída revirtió durante la primera quincena de noviembre, en similar magnitud, derivada del sentimiento de cautela por la incertidumbre en Chile.

La intervención cambiaria del BCR en los últimos días se ha limitado a la colocación de swaps cambiarios por S/.600 millones (equivalentes a US$ 178 millones) para atender las demanda por coberturas cambiarias, una magnitud muy por debajo de los US$ 708 millones colocados en agosto de este año, por los efectos de la devaluación del yuan chino. A pesar de ello, y considerando las compras directas de dólares (por US$ 405 millones) y los vencimientos de swaps cambiarios (por US$ 1,299 millones) en lo que va del año, la intervención cambiaria del BCR arroja un flujo favorable al ente emisor por US$ 728 millones. Cabe destacar que la posición de cambio del BCR se ha incrementado en US$ 2,509 millones en lo que va del año, señal de los elevados escudos con que cuenta el BCR para mitigar cualquier episodio de volatilidad cambiaria.

Consideramos que estos movimientos son extraordinarios y temporales, y no afectan los fundamentos del tipo de cambio (precio del cobre, dólar norteamericano, cuentas externas, etc.), por lo que mantenemos nuestras proyecciones de S/.3.35 para fin de este año y de S/.3.42 para fin del 2020.

El recientemente acuerdo político alcanzado en Chile para impulsar una nueva Constitución podría abrir un espacio para un nuevo reposicionamiento favorable para los mercados de bonos y tipo de cambio peruanos. A corto plazo consideramos un rango para el tipo de cambio entre S/.3.35 y S/.3.37, con foco en el avance de las negociaciones comerciales entre EE.UU. y China y la mayor oferta de dólares prevista por el periodo de pago de impuestos.

Las protestas sociales Chile y Ecuador, y las polémicas elecciones en Bolivia constituyen eventos políticos que se suman a los ya conocidos en México, Brasil, Argentina y Venezuela, configurando un complejo panorama socio-político para la región de cara al 2020, con inevitables secuelas económicas.

Chile

El estallido de la actual crisis social ya cumplió un mes (18/10), gatillado por el alza del pasaje del transporte (segundo gasto más importante de las familias chilenas) en un contexto en el que el 1% más rico posee el 27% de los ingresos del país, mientras que el 50% más pobre tiene solo el 2% de los mismos, de acuerdo con la CEPAL. A pesar de que existen propuestas para una reforma fiscal y constitucional, un aumento del salario mínimo vital y reducción de la jornada laboral, las protestas continuaron. El Banco Central anunció que inyectará liquidez hasta por US$ 4,000 millones a través de swaps de divisas y que activará un programa de operaciones repos a 30 días con el fin de proveer liquidez y mitigar el impacto económico. El ente emisor reduciría nuevamente su tasa de interés de referencia en diciembre, a 1.50%, según un reciente sondeo.

Las autoridades no descartaron que la economía registre este año un crecimiento menor al 2.0% y recortaron su expectativa de crecimiento para el 2020 de 3.3% a 2.3%. La tasa de desempleo en Chile se elevaría de 7% a 10%, como consecuencia de las pérdidas económicas que dejaron las protestas sociales, según el ministro de Economía.

Ecuador

La crisis social estalló tras el anuncio de eliminar el subsidio a los precios del combustible (1/10), lo que elevó el precio de la gasolina en 25% aproximadamente. A pesar de que el aumento no evitó que el precio de la gasolina siga siendo uno de los más bajos a nivel internacional, se originaron protestas que significaron varios días de paralización y que cesaron cuando se derogó la medida. La ola de protestas activó el cuestionamiento al modelo económico por parte de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (CONAIE). Recientemente, la Asamblea Nacional (Congreso) rechazó las medidas económicas planteadas por el gobierno las cuales ya habían sido negociadas con el FMI para obtener una ayuda económica por US$ 4,200 millones. Ecuador atraviesa por un estancamiento económico (-0.1% previsto para este año) y requiere recursos para implementar un impulso fiscal (el déficit fiscal se estima en -0.9% del PBI para el presente año) y reestructurar su deuda pública (que alcanza al 48% del PBI)

Bolivia

Las protestas sociales estallaron tras los indicios de fraude en el proceso electoral en el habría incurrido el presidente Evo Morales con el fin de ganar su cuarta elección, tras acumular 14 años en el poder. En el 2016 se llevó a cabo un referéndum que acordó no habilitar reelecciones indefinidas, sin embargo, Evo Morales forzó su candidatura interponiendo un recurso al Tribunal Constitucional. Ante las protestas, el presidente renunció al cargo siendo asilado en México. Si bien el poder lo ejerce interinamente, Jeanine Añez, aún la situación política de Bolivia no es clara. La economía crecería 3.8% este año, aunque con desbalances macroeconómicos. Por un lado, un déficit fiscal muy abultado (-7.9% del PBI) que ha elevado la deuda pública hasta el 59% del PBI, mientras que la brecha externa se aproxima al 5% del PBI y ha debilitado las reservas internacionales a la mitad de hace 5 años (hasta US$ 6,000 millones). Esto sugiere que la siguiente administración deberá implementar un programa de ajuste económico.

Sea el primero en comentar sobre "Sol peruano resistente a los choques externos"

Deje un comentario