Rotación laboral: ¿cómo retener estratégicamente el talento de los jóvenes?

No solo el salario es el componente atractivo para que los jóvenes decidan quedarse en una empresa. De hecho, existen otros aspectos como el buen clima laboral, los beneficios laborales, entre otros factores que se convierten en un ingrediente valioso para decidir continuar laborando en una organización.

De igual manera, las organizaciones deben promover la empatía, considerando para ello entender y atender las necesidades de sus trabajadores, dándoles la oportunidad de ser escuchados y valorados como parte de su cultura organizacional. “Hoy en día la mayoría de los estudios de rotación laboral en las empresas, dan como resultado que los jóvenes ente 18 a 27 años son los que más rotación tienen y una de las razones de esta rotación es que buscan un espacio donde puedan desarrollarse y sentirse escuchados”, comenta Jonathan López, Director Red de Empresas de la Fundación Forge Perú.

Los jóvenes están pensando en un plan de desarrollo a corto plazo, en un reconocimiento intrínseco, donde sean reconocidos en público por su buen trabajo y aporte, pero también de aprender por ello cuando se trata de ser criticados, es recomendable hacerlo en privado y a través de un feddback que le permita una retroalimentación positiva. “Cuando se comenta una crítica negativa delante de muchas personas, esto puede repercutir negativamente en la motivación de la persona haciendo que su rendimiento laboral también se vea afectado”, señala López.

Por ello, el especialista brinda cinco recomendaciones para retener el talento de los millenials en las empresas:

  • Equilibrar vida laboral y vida personal: Los trabajadores suelen dedicarle un70% a la empresa y 30% a su vida personal. Un escenario ideal es poder brindarles un equilibrio 50 – 50 sin descuidar sus resultados. Esto porque, desean continuar estudiando y realizar otras actividades. Esto los hará sentir que son realmente una parte esencial de la organización.
  • Implementar home Office: Apostar por este tipo de trabajos puede resultar bastante atractivo para los trabajadores en la medida de tener claro los objetivos y/o resultados. Una alternativa viable es poder establecer un día a la semana trabajar desde la comodidad del hogar, esto hará que se liberen del caótico tráfico de la ciudad que genera estrés y puedan tener momentos de concentración en un espacio como la casa.
  • Brindar beneficios: Cumplir con los derechos laborales de los trabajadores también es una responsabilidad que se debe cumplir, pero también existen otros tipos de beneficios como brindarles capacitaciones, pagarles un curso de su interés o que puedan tener la oportunidad de dictar un taller con el tema que más dominan. Esto les permitirá aportar a su crecimiento y desenvolvimiento laboral y personal.
  • Aplicar la inteligencia emocional: Emplear este tipo de habilidades desde ambas partes contribuye a auto motivar, aprender a no interiorizar problemas y tener el control de sus impulsos. La idea es poder ser asertivo entre ambos y facilitar la buena convivencia con el equipo de trabajo. Esto permitirá crear un buen ambiente de trabajo.
  • Crear un buen ambiente laboral: Este punto está muy relacionado con el anterior, de hecho, las empresas tienen que tener establecido una buena cultura organizacional que se vea reflejado en valores y en un buen trato hacia al trabajador. Una opción es poder empezar mejorando la comunicación entre todos en la empresa que permita el flujo de ideas y opiniones entre todos los niveles de puestos.

Si bien las empresas deben establecer estrategias para captar y retener nuevos talentos, también es importante empezar a valorar el trabajo de las personas a través del cumplimiento de objetivos. “Un aspecto que deben considerar las empresas es que los trabajadores pasan la mayor parte del tiempo en el trabajo que en su casa y se convierte en su segundo hogar, por ello es vital poder crear un ambiente donde se puedan sentir cómodos y valorados”, finaliza.