Perú vuelve a liderar ranking de reputación a nivel de Latinoamérica, mientras que FMI lo perfila como uno de los motores de crecimiento de la región

Por: Lily Apaza.

Después de caer tres posiciones en 2018 (puesto 28°) respecto al 2017 (puesto 25°) en el ranking Country RepTrak, Perú se perfiló como el líder en los últimos estudios de reputación e imagen país en Latinoamérica, quedando a nivel mundial en el puesto 25°.

A mediados de 2019, en una anterior publicación del ranking elaborado por la Reputation Institute (Estados Unidos), consultora líder mundial en materia de prestigio, Perú ya había mostrado una recuperación considerable, en la posición 25° a nivel global, con 62.2 puntos, lo que representó un crecimiento de +2.2 puntos respecto al 2018. Dicha posición se reafirmó en el último ranking en octubre.

Desde el 2008, la Reputation Institute ha publicado Country RepTrak, un estudio anual de la reputación de los países, basado en una encuesta a 58,000 ciudadanos de naciones del G8. Se evalúan 17 indicadores de percepción, agrupados en tres dimensiones: calidad de vida, nivel de desarrollo y calidad institucional. Las percepciones son asociadas con actitudes y comportamientos, como la intención de ir al país, considerar invertir allí, así como comprar sus productos y servicios.

“La reputación determina si las personas apoyan a un país a través de sus comportamientos. La buena reputación significa más exportaciones, más inversiones, más personas que visitan”, señaló Nicolas Georges Trad, director de operaciones del RI, en una entrevista recogida por la revista Forbes.

En ese contexto, y en el más reciente ranking publicado por la consultora, Perú ocupa el lugar 25° en el mundo, por encima de Chile (puesto 28°), Colombia (48°) y México (40°), sus socios en la Alianza del Pacífico. También destacan Argentina (29°), Brasil (34°) y Venezuela (49°). Esta última nación fue la que tuvo la mayor caída, perdiendo un total de seis puntos y descendiendo tres escalones en el listado. La caída de Venezuela se asocia con la crisis humanitaria y económica que atraviesa ese país.

Para Fernando Prado, vicepresidente del Reputation Institute a cargo de América Latina y España, “Perú ha sido un ejemplo de éxito en la gestión de su marca país, capitalizando su legado cultural y arqueológico y su gastronomía, y alineando a actores públicos y privados en la promoción internacional”. Así, Perú incrementa su atractivo para mayores visitantes, inversiones y exportaciones.

Por otro lado, es el segundo año que Suecia lidera el ranking. Este resultado se debería a que el país escandinavo cuida su imagen y a sus ciudadanos.