La nueva ley del libro aumentaría el precio de los libros vendidos a nivel nacional

En el año 2003, con el objetivo de consolidar la industria editorial, se publicó la Ley de Democratización del Libro y Fomento de la Lectura, la cual otorgaba beneficios tributarios a las grandes empresas encargadas de la impresión de materiales escritos (principalmente libros). Se tenía previsto que dicha ley perdiera vigencia el pasado 11 de octubre. Ante esta situación, el Ejecutivo propuso una nueva Ley que extendería los beneficios tributarios por un plazo de tres años.

El sector editorial comprende a todas las actividades relacionadas con la impresión y distribución de materiales escritos físicos (diarios, periódicos y libros). En Perú, las principales organizaciones encargadas de velar por el bienestar de este sector son la Cámara Peruana del Libro (CPL), el Ministerio de Cultura y la organización de Editoriales Independientes de Perú (EIP). Estas instituciones señalaron que los tres años de beneficios tributarios no serían suficientes para consolidar el sector y que el plazo debería extenderse por otros diez años para poder visualizar resultados relevantes.

En los últimos años, las actividades de impresión han ido disminuyendo de forma progresiva. Según muestra el índice de volumen de actividades de este sector, no se ha superado la base de 100 desde el mes de noviembre de 2016.

Otra de las críticas a la propuesta de Nueva Ley del Libro radica en el hecho que solamente abarcaría a aquellas editoriales catalogadas como pequeñas o medianas empresas, dejando fuera a las grandes editoriales (aquellas cuyas ventas superan las 150 UIT o S/ 630,000). Los gremios sostienen que este impedimento encarecería el precio de los libros para los consumidores finales.

Sin embargo, de acuerdo con el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), los beneficios tributarios de la anterior ley, del año 2011 al 2018, no se reflejaron en menores precios de los libros en el mercado. Todo lo contrario, los precios de los libros se incrementaron a un mayor ritmo que los de otros medios impresos, como diarios y periódicos.

Debido a que la nueva Ley no sería bien recibida por el gremio editorial, el Ejecutivo, mediante el Decreto de Urgencia N°003-2019, decidió extender los beneficios de la anterior regulación por un año más (hasta el 11 de octubre del 2020). Sin embargo, esto perjudicaría a las pequeñas y medianas empresas del sector, las cuales no se benefician de los reintegros tributarios de la anterior regulación (Ley de Democratización del Libro y Fomento de la Lectura).

En este escenario, es necesario una conciliación entre las distintas propuestas para que la nueva Ley del libro mejore los indicadores de producción del sector y permita que los productos lleguen al consumidor final a precios accesibles.

Sea el primero en comentar sobre "La nueva ley del libro aumentaría el precio de los libros vendidos a nivel nacional"

Deje un comentario