Baja dolarización favorece estabilidad financiera de los hogares

Artículo de Wendy Villar, publicado en el Reporte Semanal (del 21 al 25 de octubre del 2019) del Departamento de Estudios Económicos del Scotiabank. 

El Banco Central de Reserva del Perú (BCRP) estableció medidas de desdolarización entre 2013 y 2016, las cuales aún continúan vigentes, para incentivar la desdolarización del crédito y reducir la exposición al riesgo cambiario crediticio.

A partir de marzo de 2013 se establecieron encajes adicionales en función al comportamiento del crédito hipotecario y vehicular en moneda extranjera y a partir de octubre del mismo año también se estableció un encaje adicional en función a la evolución del crédito total en moneda extranjera excluyendo comercio exterior con el objetivo de acelerar el proceso de desdolarización.

Las medidas de desdolarización redujeron la tasa de crecimiento del crédito en dólares, especialmente durante el periodo 2015 – 2016.

Se observa un cambio generalizado en la tendencia de la dolarización del crédito bancario tanto a nivel empresas como personas, aunque a un ritmo más acelerado para el caso de las personas. El ratio de dolarización del crédito directo se ha reducido 17 puntos porcentuales (p.p.) desde 48.2% en 2013 hasta 31.4% a agosto 2019. Esta reducción se produjo con mayor intensidad entre 2013 y 2016. En adelante, el proceso de desdolarización ha continuado, pero a un ritmo más lento.

DOLARIZACIÓN DE LAS EMPRESAS

En el caso de las empresas, el ratio de dolarización disminuyó de 59% a 44% entre el 2013 y 2019. El crédito a las medianas empresas es el segmento que más se ha desdolarizado: 24 p.p. entre 2013 y 2019. El crédito a pequeña y microempresa es el segundo segmento en alcanzar una menor dolarización (cayó 15 p.p.), corporativo y grandes empresas también muestran una caída importante de la dolarización.

La dolarización de los créditos dirigidos a las Pymes es la menor del segmento empresarial ubicándose en 4.3% a agosto 2019.

DOLARIZACIÓN DE LAS PERSONAS

La caída de la dolarización del crédito en las personas se explica por una importante reducción de la dolarización del crédito hipotecario y de consumo en 27.9 y 5.9 p.p. respectivamente. La caída de la dolarización en estos segmentos es significativa porque reduce la vulnerabilidad de las familias que reciben ingresos en soles, pero presentan deuda en dólares En el segmento de consumo destaca la caída de la dolarización del crédito vehicular en 65 p.p.

Es beneficioso que el ratio de dolarización continúe cayendo, ya que así se evita que los préstamos a personas puedan sufrir algún inconveniente por la volatilidad del tipo de cambio que impactaría en el valor de los activos o pasivos de los agentes económicos, lo que eventualmente puede generar situaciones de insolvencia.

Si bien no hay una meta explicita del nivel de dolarización para las economías, estudios empíricos y recomendaciones de clasificadoras de riesgo sugieren que alrededor de 20% sería un nivel apropiado.

Sea el primero en comentar sobre "Baja dolarización favorece estabilidad financiera de los hogares"

Deje un comentario