Billex: un mercado de dólares orientado a empresas

Entrevista a Jaime González Melly, gerente general de Billex.

¿Qué tan grande es el mercado de divisas en Perú, básicamente entre soles y dólares?

No son datos exactos. Existe un mercado paralelo muy informal. Lo que se estima es que se cambian más de US$ 600 millones diarios. El mercado es sumamente grande, por eso siempre han existido casas de cambio.

Suscríbase a nuestro boletín diario, el mejor resumen de noticias sobre las regiones del Perú

Desde hace un par de años, a través de la Fintech y el desarrollo de internet y aplicaciones, han surgido nuevas casas de cambio virtuales. ¿De qué tamaño es este mercado?

Puedo darte un aproximado de ese dato. En mi caso, estamos bordeando los US$ 5 millones al mes; si lo dividimos entre los 20 o 22 días útiles, es lo que Billex mueve diariamente. Las otras casas de cambio digitales o fintech deben estar igual que Billex y no debe haber más de 10 operando en este mercado. Ese es aproximadamente el volumen. Comparándolo con los US$ 600 millones diarios, realmente es un porcentaje muy bajo.

Hablando de Billex, nosotros somos una plataforma que nos diferenciamos de otras casas de cambio digitales en el mercado. Finalmente, son casas de cambio donde ellos tienen los fondos y empiezan a cambiar los fondos a sus propios clientes: es la misma casa de cambio que encontramos en la calle, pero hoy día está en internet. Lo que Billex busca es crear un market place para unir la oferta y demanda de dólares; por ejemplo, empatar una empresa que quiera cambiar US$ 20,000, US$ 30,000 o US$ 50,000 con otra empresa que dé a cambiar este mismo monto; si logro hacer eso, voy a tener un tipo de cambio sumamente competitivo, que el cambista de la calle no puede ofrecer. Se empieza a crear una economía colaborativa entre las empresas.

Síganos en Facebook

¿Ustedes le dan el tipo de cambio o la empresa decide a cuanto vender su moneda?

Nosotros publicamos su tipo de cambio, para poder emparejar. Además, si bien no tengo los fondos, pero tengo un proveedor de liquidez —una sociedad agente de bolsa—, que toma todas las operaciones en caso de que nosotros como Billex no las emparejemos. El cliente no puede quedarse esperando a que lo emparejen: eso solo debe tomar minutos para que otra empresa lo tome. Si no se toma, para garantizar el cambio al cliente, pasa a una sociedad agente de bolsa. Billex es un intermediador de las operaciones cambiarias, más no somos una casa de cambio digital.

También añado el tema de seguridad. Nosotros trabajamos con un fideicomiso para que las empresas tengan mayor tranquilidad en hacer sus cambios y operaciones. Son cuentas inembargables. Hay un oficio de cumplimiento que le da un alta al cliente: cuando se registra en la plataforma Billex, yo no le doy el alta al cliente, sino el fideicomiso, previa evaluación de que no tenga temas de lavado de activos, entre otros. Las cuentas son abiertas por el fideicomiso y los fondos van ahí cuando hacemos el intercambio entre empresas.

Si ustedes tienen un respaldo bueno, un fideicomiso, no hay riesgo de dinero falso, ser asaltado o que te entreguen más o menos dinero. ¿Qué necesitan las fintech para alcanzar una mayor participación de mercado?

Esa es una excelente pregunta. No todas las fintech trabajamos igual. Solamente Billex tiene este esquema de fideicomiso. Estamos muy orientados a las personas jurídicas, a las empresas. La operación mínima es de US$ 2,000 para poder operar con Billex. La más grande que he tenido en este año y medio que estamos operando fue una empresa que compró US$ 4 millones con nosotros.

Si vas a otras casas de cambio digitales, son operaciones de US$ 200 o US$ 300 para personas naturales. Yo estoy apuntando a un mercado más corporativo, donde los tickets son mucho más grandes y por eso es todo el esquema de seguridad que estamos manejando.

Aún estamos operando un corto tiempo: un año y tres meses. Empezamos en el 2018, no hicimos publicidad, ni marketing, no salimos en medios. Ya llevamos US$ 12 millones acumulados y empezamos a salir en los medios. Es una ola que está avanzando y no va a parar, en la medida que las empresas empiecen a valorar esos sistemas de seguridad, estos beneficios económicos y los ahorros que pueden llegar a generar.

Tuve una empresa que cambiaba US$ 300,000 mensuales con el banco y me decía “imposible que tú le ganes al banco”. Le dije que le iba a hacer un ejercicio en mi plataforma y él iba a llamar a su ejecutivo de mesa de dinero de su banco para que le cambie US$ 100,000 antes de que cierre el mercado, porque todos se disparan con precios más caros. Le hice el ejercicio y, a esta empresa, haciendo la extrapolación a 12 meses, por los US$ 300,000 le dejaba en su cuenta US$ 28,000 más. Eso es Billex.

El año pasado, los principales bancos se llevaron S/ 1,600 millones en utilidades, solo por tipo de cambio.Eso representa el 30% de las utilidades del banco, solo por hacer el tipo de cambio.

Yo cobro una pequeña comisión para realizar transacciones sobre mi plataforma. Es mínima, al tercer decimal, por el volumen. Se emite una factura, con IGV y escudo fiscal, de manera que, además del tipo de cambio competitivo, tiene ese plus tributario. Cuando empiezas a hablar con las empresas, empiezan a entender el modelo y empiezan a crecer los clientes.

Actualmente hay muchos jugadores en el mercado de fintech. ¿Cree que empiece a haber adquisiciones y fusiones entre los jugadores a corto plazo?

Creo que todavía no. Nosotros necesitamos una sociedad agente de bolsa que respalde operaciones de hasta US$ 4 millones sin problema. Hay algunas otras empresas interesadas en darnos liquidez; eso me parece genial, ya que podemos tener un ecosistema de proveedores de liquidez que compitan entre ellos y ver quien me ofrecerá un mejor tipo de cambio. Eso se traduce al cliente final y somos más competitivos que los bancos. Mi meta es llegar este año a US$ 20 millones mensual, que, de US$ 600 millones diarios, no es nada. El mercado es enorme. Aun así, entregarle US$ 10 millones o US$ 20 millones de flujo a una SAB también es atractivo.

¿Tienen operaciones fuera de Lima?

Tenemos pocos clientes. Algunos en Arequipa, en Huancayo y en Piura. Mientras tengan cuentas en el BCP o Interbank, se pueden inscribir, pero si son de otro banco u otra plaza, como lo llaman los bancos, y cobra una comisión de US$ 30, ya no nos conviene a ninguno. Pero si es Interbank o BCP, se puede operar. Yo les mando una instrucción para que desde su home banking, telecrédito o via BCP envíen los fondos a la cuenta del fideicomiso, de banco a banco. La operación es 100% bancarizada; no tenemos acceso a ninguna de tus cuentas, somos un intermediario.

Sea el primero en comentar sobre "Billex: un mercado de dólares orientado a empresas"

Deje un comentario