La receta de las fintech: Un boom del emprendimiento que sabe multiplicarse por diez

El Comercio.- Si todo sucede como lo han previsto, en el 2021 la ‘fintech’ peruana Rextie habrá transaccionado US$1.200 millones en nuestro mercado cambiario, a través de su plataforma digital. Una cifra récord para cualquier start up, que lo es más todavía si uno repasa la manera cómo Rextie ha venido creciendo en los dos últimos años.

Porque si en el 2018 transaccionó US$120 millones, en lo que va del 2019 ya lleva gestionados US$430 millones. Es decir, casi se cuadriplicó. Y para el bicentenario de la República se habrá multiplicado por 10. Claro, si todo sale como lo han planeado, acota a Día1 Matías Maciel, CEO de la empresa.

¿Por qué tendría que ocurrir de otra manera? El ejecutivo luce convencido de llegar a los US$1.200 millones. “En el Perú, el dólar es cotidiano”, apunta, a modo de garantía. Y sí, de eso es consciente, también, buena parte del ecosistema ‘fintech’ en nuestro país. No en vano la mayoría se dedica al cambio de divisas, según la data que ha recogido el estudio Vodanovic, especializado en esta materia. Hoy, son 25 las ‘fintech’ peruanas enfocadas en el mercado cambiario. Es el grupo más importante de las 125 que operan en el país, en total [ver infografía].

Obviamente, la CEO de CambioSeguro.com, Laure Schlesinger, coincide con Maciel. Eso explica por qué ha decidido liderar esta nueva casa de cambio online. Y sus proyecciones son igual de ambiciosas que las de su competidor: para el 2020 proyectan transaccionar más de US$300 millones y sumar 20 mil clientes. “Cada día, los peruanos cambian US$490 millones”, refiere a nuestro suplemento.

“Hay un ‘boom’ de ‘fintech’ en nuestro país”, comenta al respecto Claudia Ganoza, senior manager of open innovation del BBVA Perú. Añade que el hecho de que tengamos una “economía bimoneda (soles y dólares)” les concede a estos emprendimientos “una gran oportunidad”. El contexto viene siendo bien aprovechado –apunta– “y los bancos también estamos yendo por esa línea”.

Se está aprovechando, en efecto. Y a juzgar por las estadísticas que reporta el estudio Vodanovic, las apuestas de los emprendedores digitales se han intensificado, sobre todo, entre los años 2016 y 2018. El 75% de las ‘fintech’ que operan en la actualidad ingresaron en ese último período.

El juego de la banca grande

Como decía Ganoza, el BBVA también ha tomado nota de la tendencia y está desarrollando su propia ‘estrategia fintech’. “Nosotros participamos como aliados, como ‘partners’, en distintos modelos de negocio dentro de este ecosistema”, explica.

Ahora mismo, el banco tiene en cartera a ocho start ups que están impulsando, algunas de las cuales deberían comenzar a ‘testearse’ –como proyectos pilotos– a partir del próximo año. Por lo pronto, anota su vocera, ya tienen previsto el lanzamiento de una solución de pago exclusiva para el BBVA, que se dará a conocer a finales de este 2019, y que está siendo desarrollada en alianza con la ‘fintech’ Yellow Peeper.

“Otra solución se ha trabajado junto a la start up Contigo”, continúa Ganoza. Según la ejecutiva, el ritmo de crecimiento de este mercado seguirá avanzando de forma exponencial, de tal modo que en tres o cuatro años se duplicaría.

Rentabilidad sostenible

Hay un aspecto, sin embargo, sobre el que vale detenerse en medio de esta ola. “Tengamos cuidado de no confundir el escalamiento acelerado de una ‘fintech’ con la rentabilidad sostenible que debería tener”, aclara Marco Roca, fundador y CEO de Krealo, la unidad de ‘open innovation’ del Grupo Credicorp.

Y es que aumentar los volúmenes de transacciones no significa necesariamente ser rentable, son resultados inmediatos y probablemente prometedores, pero lo verdaderamente importante es lo que se mide tras cinco o siete años, es decir, el largo plazo en esta actividad, o “la medida de referencia de los fondos de capital de riesgo”, según el especialista.

Una acotación que cobra más sentido si uno observa que, en nuestro país, el 67% de las ‘fintech’ está en la etapa ‘presemilla’ o ‘semilla’, lo que significa que reciben financiamiento, sobre todo, de ‘friends & family’ o ‘inversionistas ángeles’, de acuerdo al estudio Vodanovic. La edad temprana, que es, también, la más frágil. Ojo que la tasa de mortalidad de estos emprendimientos en el Perú alcanza el 19%, según el Informe Fintech de Finnovista para el 2018.

Debemos mirar al largo plazo, donde la regulación del Estado tiene un papel fundamental para agilizar el ingreso de los fondos de inversión, destaca Roca. La pelota pasa a la cancha de la Superintendencia de Banca, Seguros y AFP (SBS), que se excusó de participar en este informe.

Para ver noticia original, haga clic aquí.

Sea el primero en comentar sobre "La receta de las fintech: Un boom del emprendimiento que sabe multiplicarse por diez"

Deje un comentario