Sky Airline: “La industria aeronáutica está en proceso de consolidación”

Entrevista a José Raúl Vargas Feldmuth, gerente general de Sky Airline Perú.

¿Cómo se imagina el futuro del mercado aeronáutico en Perú en los próximos años?

Claramente, cuando uno compara el mercado peruano con mercados de la región que incluso tienen mayor volumen en pasajeros, uno ve que esos otros mercados tienen un menor número de aerolíneas. En el caso peruano, estamos en un proceso de acomodarnos en el mercado y de consolidarnos. Hay operadores que salen de la operación doméstica y hay operadores que están uniendo esfuerzos. En el mediano plazo, la tendencia va a ser que haya menos jugadores, tres o cuatro.

¿Qué opina de la idea de que los pasajeros viajen parados?

Sería interesante ver el tiempo promedio que un pasajero está parado en el tren eléctrico o en el metropolitano. Lo que entra en juego son las normas de los entes regulatorios, que tienen que velar por la seguridad del pasajero. Por ahora, no es una realidad. Mientras tanto, con el fi n de que las personas obtengan una tarifa de menor precio, se podría densifi car más los aviones.

Suscríbase a nuestro boletín diario, el mejor resumen de noticias sobre las regiones del Perú

¿Cómo compara el mercado aeronáutico y el mercado de buses interprovinciales? ¿Es una competencia?

Es una competencia porque es un producto alternativo, si bien presenta diferencias considerables. Por un tema de estadística, volar en avión es más seguro y más rápido; eso es un hecho concreto. Por lo que se refi ere a costos, se están dando pasos: hoy nosotros damos tarifas incluso más baratas que las terrestres.

Los desafíos para nosotros son que más gente conozca el modelo low cost, las estructuras tarifarias y lo seguro que es volar. Se debe ir rompiendo el paradigma de que volar barato es inseguro. Nosotros tenemos la flota más moderna del Perú y tenemos claramente una opción y celo por la seguridad de lo más alto que puede haber en la región y en el mundo.

El número de pasajeros en Perú se ha incrementado en los últimos 15 años. ¿Es porque las personas que antes nunca viajaban ahora lo hacen más en avión, o es que las personas que viajaban en avión ahora lo hacen con mayor frecuencia?

Es una combinación. Antes era mucho más caro. Desde que la aviación se empezó a masificar, las tarifas han ido cayendo significativamente y, ahora último, con nuestra irrupción, las tarifas del mercado han caído un 30% más. Nuestro propósito es poner el cielo al alcance de todos.

¿Cuánto más pueden bajar las tarifas? ¿Estamos cerca del piso o todavía hay mucho por recorrer?

Si ves nuestras tarifas de lanzamiento, nosotros salimos desde un sol, más impuestos. Entonces, en las tarifas marginales ya se tocó fondo. En cambio, todavía se puede ajustar un poco en las tarifas promedio. Lo que termina pasando es que cambia la cantidad de tickets disponibles a tarifas más bajas. Para eso, debes tener una estructura de costos bajos que permita ir masificando los pasajes baratos que lanzas. En nuestras tarifas promocionales, ponemos a disposición 50,000 asientos. El modelo low cost te permite ensanchar esta base de número de tickets.

¿Los aeropuertos en Perú son eficientes?

Respecto a eficiencia, la infraestructura es el principal desafío de hoy en día. La industria está haciendo un esfuerzo significativo para masificar la aviación, para que deje de ser un lujo. Pero, claramente, los principales aeropuertos del Perú presentan desafíos gigantescos, de manera que terminan limitando la oferta que podamos hacer.

Síganos en Facebook

En el Jorge Chávez, estamos en un proceso que continuará hasta el 2024, en el que tendremos que continuar con la misma infraestructura. El máximo número de operaciones por hora que se puede hacer en la pista de Lima es 35, entre aterrizajes y despegues, y hay horarios —por ejemplo, de 8 a 9 o 10 de la mañana— en los que no puede incluirse ni un vuelo. La infraestructura ya llegó a un límite. Hay horarios en la tarde donde todavía hay disponibilidad, pero ciertos horarios están bloqueados; las noches también están complicadas. Cuando se tengan dos pistas, según el proyecto, se podrá hacer 80 operaciones por hora, con lo cual podremos seguir creciendo, pero dentro de cuatro años.

En Cusco, ¿quién sabe lo que pasará con Chinchero? Movimiento de tierras, convenios con los Gobiernos… Un aeropuerto no se construye de la noche a la mañana. Vamos a tener cuatro o cinco años por delante.

En el caso de Arequipa, que es uno de nuestros principales destinos, hay horarios en los que el aeropuerto está bastante congestionado. Lo mismo ocurre en el norte: los horarios de operación no concuerdan con las necesidades de la demanda. En varios aeropuertos del norte, no hay luces para operaciones nocturnas.

¿Qué puede comentar sobre el modelo de negocio de Sky Airline?

Se trata de tener el modelo más eficiente posible y mantener los costos lo más bajos posibles, de manera que pueda ofrecerse la tarifa más baja posible. Estamos trayendo el avión más moderno del mundo que permite tener ahorro en combustible y una estructura de costos que, por el momento, nadie puede igualar.

¿Cuáles son los retos en Perú para los próximos años?

El primer gran reto es la infraestructura. Y, de la mano con eso, que la gente aprenda del valor de low cost; que vea que es simple, barato y, sobre todo, seguro. Leía comentarios en redes sociales: a pesar de que tenemos el avión más moderno del mundo, la gente decía que a un sol no podía ser seguro. Esa es la mentalidad del peruano: que lo barato es malo, cuando no es así. Debemos romper ese paradigma; que cada vez más gente conozca Sky, vuele y se dé cuenta de que es un buen servicio y es seguro.

Perú llega a 0.6 o 0.7 vuelos por habitante al año. Hay potencial para crecer. Chile tiene más del doble. Lo que se está viendo ahora es una revolución en las tarifas; eso es solo el comienzo.

Otro tema es el de las tasas aeroportuarias.

Muchas veces, la preocupación por recuperar la inversión de los concesionarios se termina incorporando en las tasas. En países con economías un poco más desarrolladas, los ingresos aeronáuticos por concepto operacional, las tasas por aterrizaje y despegue, son bastante menores. Es interesante ver cómo los europeos, por ejemplo, compran a través de páginas tipo Kayak, Kiwi, Despegar, Atrápalo, etc. Van buscando el centavo en todo.

Si tú ves mi ticket Lima-Santiago, la gente puede comprar a 130 dólares. La gente dice “qué barato”, pero de ese ticket tengo que descontar el IGV; el impuesto de salir de Lima, que son 30 dólares; el impuesto de llegar a Santiago, que son 26 dólares; y el impuesto al turismo, que son 15 dólares. En muchos países se han establecido reducciones de las tasas, para que las personas puedan volar más; el efecto multiplicador que genera el turismo es grande.

Nos gustaría que el Ministerio de Transportes prestara un poco más de atención a la industria aeronáutica. El transporte terrestre, con todo lo que implica de carreteras, se lleva cerca del 80% de esfuerzo del Ministerio. Cuando necesitan conectar las rutas terrestres, el Estado hace una gran inversión; en cambio, en el tema aéreo, quien hace la inversión es el privado. Se podría trabajar más en todos los temas de infraestructura; debemos asegurar que existan aeropuertos que funcionen bien.