Bosques del Chili: “Lo que vendemos es una cesión de uso a perpetuidad por el terreno”

Entrevista a Carlos Ortiz de Zevallos, gerente general de Río Chili SAC

¿En qué consiste el Co-Fundo Bosques del Chili?

Es un fundo para compartir entre amigos y familia, en el valle de Chilina, a 15 minutos de la Plaza de Cayma. Ofrece la oportunidad de conectar con la naturaleza, aprender y desarrollar actividades campestres y de aventura, a la vez que se participa activamente en la conservación de la naturaleza en la reserva paisajista del Río Chili.

El proyecto es algo innovador en Arequipa. Tiene que respetar toda el área agrícola e incrementar el área de bosque. El área agrícola se mejora con sistemas de riego que estamos implementando, que incluye un reservorio de 4,000 m3. Se tendrá riego por aspersión, goteo y microaspersión, lo que permitirá ampliar la siembra de árboles. Tener el reservorio en la parte más alta de la propiedad nos permite regar todo y tener reserva de agua para cuando hay escasez. También se pondrá un grifo contra incendios.

Por lo que se refiere a vida de campo, el proyecto ofrece granja, zonas agrícolas, gimnasios al aire libre, senderos de excursión, trote, cabalgata y ciclismo por bosque, río y rocas, pueblito temático y casa del árbol para niños, minigolf, paintball entre rocas, pozas de agua fría y caliente, zona de campamentos, fogatas, parrillas, hamacas, terrazas y miradores de paisajes, aves y estrellas, bebederos y duchas al aire libre para deportistas, etc.

Dentro del programa “Cultivando destrezas”, se incluyen diversos cursos y eventos: supervivencia para jóvenes, siembra y cosecha, forestal, flora y fauna, crianza de animales de granja, cabalgata, escalada en árboles y roca, danza moderna, yoga, tela y parkour en bosque, artes marciales, canotaje y pesca deportiva en laguna artificial, canopi, ciclismo en circuito de entrenamiento, avistamiento de aves, geología, meteorología, ecología, tecnologías eco-amigables, entre otras actividades.

La propiedad ya cuenta con algunas construcciones. La casa que se tiene ahora se va a poner en valor y va a tener una cafetería con terraza abierta y una zona para hacer pizza, con horno de barro. Debajo de la casa se va a sembrar alfalfa y grass. Para las personas que están en las terrazas al aire libre, esto genera la sensación de estar dentro de una hacienda, ya que la terraza está más alta y rodeada de árboles, con la presencia del río y una caída de agua.

El proyecto incluye varios servicios: posta médica, carritos eléctricos para adultos mayores, Casona del Fundo bar-cafetería campestre (en restauración), estancia recepción, terapias equinas, florales, masajes, La Tiendita Rural, productos orgánicos, eventos familiares, etc.

¿Qué medidas están implementando en el tema de seguridad para los niños?

Se va a contar con barandas en lugares peligrosos y señalización. No podemos decir que pondremos mallas a ambos lados en el sendero donde se monta bicicleta: hay que entenderlo como un proyecto de campo. Estamos generando nuevos caminos y se están tomando las medidas del caso, con andenes, para que, si hubiera tropiezo en donde no haya baranda, la caída no sea mayor a 1.5 m o 1 m.

¿Este es su proyecto más ambicioso?

Sí. Es el más ambicioso porque abarca muchas actividades distintas. Además, como es el Perú, tenemos el tema de los trámites: todo el mundo quiere participar. Tenemos permiso de más de 10 instituciones para poder hacer el proyecto.

En su labor empresarial siempre ha tratado de rescatar la parte ecológica y de conservación del medio ambiente.

Para dejar algo bueno se tiene que trabajar a conciencia. Llenar de cemento para maximizar utilidades es muy fácil, pero dejar algo para futuras generaciones es distinto. Nosotros siempre tratamos de dejar algo más allá de solo la parte económica, que también nos interesa, naturalmente.

Una de las primeras etapas del proyecto es el acceso y están construyendo un puente. ¿Cómo han ido avanzando las distintas etapas del proyecto?

El puente está al 98%. Me siento totalmente satisfecho con el trabajo que se ha hecho, porque armoniza con la zona y es seguro. El puente es fundamental porque es una unión del lado de Cayma con Alto Selva Alegre, donde está el 95% de la propiedad y donde se van a realizar las actividades. El estacionamiento lo estamos ubicando en un lugar donde no perjudique en nada a la andenería del valle de Chilina.

Dentro de Bosques del Chili, no hay circulación de vehículos: la circulación es peatonal, a caballo o en bicicleta. También tendremos unos carritos eléctricos para gente que necesite ayuda, que no pueda movilizarse o tengan que llevar algo pesado cuando van a hacer campamentos.

¿Cuándo estarían ingresando las primeras familias?

La primera etapa la debemos entregar el primer trimestre de 2020.

¿Cómo funciona el modelo de negocio?

Lo que vendemos es una cesión de uso a perpetuidad por el terreno. Los asociados en un futuro pueden transferir su participación a precios de mercado en ese momento o puede ser heredado por uno de sus hijos. A diferencia de un club, no pierden su dinero, así dejen de vivir en Arequipa o si tienen una necesidad económica; siempre van a tener ahí un fondo que será vendido a precio del mercado.

El precio al que estamos vendiendo ahora se va a duplicar en un futuro, cuando esté funcionando, porque es un proyecto único.

¿A qué público se dirigen?

Lo que queremos es gente que conserve, que sepa respetar, que quiera disfrutar del campo. Tenemos recuerdos de niños de que nuestros padres nos llevaban al campo, pero eso ya pasó y ahora no hay a dónde ir.

El proyecto está diseñado para 2,300 familias, que tendrán una voz muy importante en la defensa del valle; no solo disfrutarlo, sino defenderlo, con la conservación de tradiciones como el arado con yunta, campañas de arborización y reciclaje, grupo de exploradores, fondos y concursos de preservación, grupos de investigación, difusión, publicaciones, entre otras actividades.

La geografía del proyecto es especial. No tenemos vecinos; nuestro vecino es el río y las laderas del parque de Las Rocas. Queremos convertir este terreno en una reserva para las especies que había en Arequipa, como ranas, sapos, jilgueros, culebrillas, etc., que han desaparecido por los insecticidas.

Bosques del Chili también está diseñado para que todo lo que se trabaje en agricultura sea orgánico, con productos que a su vez atraigan insectos; por ejemplo, el orégano, la menta y la muña atraen mariquitas que controlan plagas como el pulgón. El proyecto va a ayudar directamente en la protección del ecosistema del valle de Chilina.

El valle de Chilina siempre se ha visto agredido por la informalidad; si no hay inversión responsable, quienes ganan son los invasores. Toda la parte del valle de Chilina que colinda con nosotros ha sido intento de invasiones. Desde que hemos comprado el terreno, hemos controlado para que las constancias de posesión entregadas por los municipios sean anuladas, porque pretendían invadir más de 60 hectáreas.

También tendremos responsabilidad social. Por ejemplo, nos gusta el tema de la yunta, que es una tradición ancestral. Y estamos haciendo una piscigranja, de manera que se podrá hacer pesca deportiva —la poza principal tiene 60 metros de largo—. Además, buscamos un convenio con el Gobierno regional para que el río Chili pueda ser repoblado de trucha y sea un río controlado y cuidado. Hay cinco empresas que hacen canotaje y mañana podría haber empresas de turismo que ofrezcan pesca deportiva, que consiste en pescar y devolver al río.

En la granja, se tendrán visitas de niños de bajos recursos. Bosques del Chili, además de no cobrarles, facilitará la movilidad y la visita a la granja. También vamos a tener programas de agricultura de los mismos asociados que quieran participar en siembras.

Es un proyecto que abarca muchísimas cosas que un club generalmente no cubre.

Además, se trata de un proyecto rico en mano de obra, antes y durante el funcionamiento. La andenería es toda manual y también hay que mantener áreas agrícolas, bosques, sistemas de riego, limpieza, jardines, seguridad.

¿A cuánto asciende la inversión del club?

El nivel de inversión se calcula alrededor de US$ 12 millones. A las personas se les da una cesión de uso a perpetuidad y además deben pagar un mantenimiento mensual de S/ 130 para el uso de las instalaciones.