Análisis sectorial: Quesos en Perú

Existe una variedad de factores que determinan la compra de queso en Perú. En 2018, este derivado lácteo alcanzó ventas totales estimadas en S/ 887.3 millones en el mercado retail, con un incremento de 5.8% respecto al año anterior, según datos de Euromonitor. Asimismo, el precio unitario se incrementó en 3%. Se proyecta que, si los precios no varían en 2019, el mercado podría llegar a valer S/ 1,044 millones, con una tasa de crecimiento anual compuesta (CAGR) de 3%.

Suscríbase a nuestro boletín diario, el mejor resumen de noticias sobre las regiones del Perú

Consumo

En Perú, el queso no suele consumirse diariamente, como en otros países, lo que se explica por un precio alto en comparación con sustitutos como salchicha, jamón y mermelada. Sin embargo, el aumento de los ingresos de las personas ha llevado también a un mayor consumo de queso, principalmente en el desayuno y en el “lonche” (alrededor de las 18:00 horas, puede reemplazar la cena o anteceder a ella). El queso se consume mayormente acompañado, ya sea por galletas o pan; también se utiliza para hacer salsas típicas (“salsa a la huancaína”, “ají de gallina”).

Los quesos más consumidos son los no procesados (96.4%), entre los que destacan los “quesos duros” (78.2% de los no procesados). Los quesos duros son también los de mayor crecimiento en 2018, con una tasa de 6.6%; las variedades principales son paria, edam y dambo. Por otro lado, en el mercado de “quesos suaves”, destacan el fresco, el mantecoso y el mozzarella. Las compras suelen hacerse en cantidades pequeñas, de aproximadamente 100 g.

Los consumidores no suelen ser abiertos a quesos que contengan especias y otros añadidos, que además tienen precios más altos y son importados de otros países. Por ejemplo, los compradores prefieren el queso crema tradicional, pese a que existen muchas variedades que incluyen especias añadidas; estas últimas suelen consumirse en ocasiones muy específicas, como las fiestas.

Síganos en Facebook

Entorno competitivo

Gran parte del mercado de “quesos duros” corresponde a quesos no empacados. El precio de estos productos es entre 30% y 40% menor al resto y pueden adquirirse en bodegas cercanas a la vivienda.

La obtención de leche fresca es un factor clave para la producción de queso. La leche fresca se adquiere mediante la recolección de pequeños productores, principalmente en Cajamarca y Arequipa. Por otro lado, la mayoría de plantas procesadoras de leche a queso se encuentran en el sur y en la capital.

La marca con mayor participación de mercado es Gloria. Esta empresa cuenta con una amplia red de recolección de leche fresca y un amplio portafolio de tipos de queso, con distintas variedades y empaques. La segunda marca más importante en el mercado es Laive, también con un amplio portafolio. Tanto Gloria como Laive ofrecen una variedad de productos derivados de la leche y concentran la mayor parte del mercado.