Cusco: reducen a tres horas visitas a sitios en Machupicchu

La República.- Desde el 1 de junio próximo, se restringirá el ingreso a tres espacios arquitectónicos de la ciudadela de Machupicchu. El templo del Sol, templo de la Luna y pirámide del Intihuatana, situados casi en el corazón de las ruinas incaicas, estarán abiertos para el turismo en promedio tres horas.

Actualmente, los visitantes pueden recorrer estos lugares entre las 6:00 de la mañana y 5:30 de la tarde.

No obstante, la Dirección Desconcentrada de Cultura implementará la medida a manera de prueba entre el 15 y el 28 de mayo. Se trata de un sistema gradual de regulación de horarios de visita para conservar y garantizar el uso sostenible de los principales espacios arquitectónicos que conforman la maravilla mundial.

El jefe del Parque Arqueológico de Machupicchu, José Bastante, refirió que la decisión obedece a la necesidad de cuidar esos espacios incaicos catalogados como vulnerables. “Hay tres lugares que el estudio de capacidad de carga de 2015 identificó como los vulnerables. (…) La solución inmediata para tratar de frenar el impacto del turismo es cerrar temporalmente algunos espacios, con esto me refiero a horarios”, anotó.

Horarios en análisis

Del 15 al 21 de mayo, los turistas solo ingresarán al templo del Sol de las siete a las diez de la mañana, al templo del Cóndor de las diez de la mañana a la una de la tarde y, a la pirámide del Intihuatana, de la una a las cuatro de la tarde. Mientras que del 22 al 28 de mayo se invertirán los horarios anteriores. Es decir, en el primer horario, podrán entrar al Intihuatana, luego al templo del Cóndor y, al final, al templo del Sol.

Luego de ese periodo de prueba para las visitas, la Dirección de Cultura, la Dirección Regional de Comercio Exterior y Turismo (Dircetur), y gremios turísticos evaluarán el funcionamiento de ambos esquemas. Si es necesario, harán ajustes a las medidas de regulación y elegirán una de las alternativas, para que sea aplicada en forma permanente desde el 1 de junio próximo.

Cabe precisar que los cambios de horario y la limitación del tiempo de acceso se hacen también en cumplimiento de las disposiciones del Reglamento de Uso Sostenible y Visita Turística para la Conservación de la Ciudad Inca de Machupicchu.

Capacidad de carga

Según el estudio de capacidad de carga de la ciudad de piedra, a cada uno de esos tres sitios, no deberían acceder más de mil personas por día. No obstante, a causa de la alta demanda, ese número es superado ampliamente.

El templo de Sol se encuentra en el barrio Hanan (alto) de la ciudadela y está bellamente ensamblado sobre una enorme roca de la montaña. En el incanato, era un templo sagrado construido para rendir homenaje y dar ofrendas al dios Sol.

Mientras que el templo de Cóndor, localizado en el barrio Hurin (bajo), está acondicionado sobre una cueva natural y era un sitio para adorar a otra deidad inca. Asimismo, la pirámide del Intihuatana es una roca tallada sobre un afloramiento rocoso que sirvió como un reloj solar y observatorio astronómico en el periodo inca. Algunos la conocen como “la roca que irradia energía”.

“Esta es una medida de emergencia para evitar el desgaste de pisos y escalinatas. Viendo las fotografías de (Hiram) Bingham de 1911 o 1912 y comparándolas con las actuales, es evidente que los andenes han sufrido cambios”, refirió Bastante.

Trabajo de los guías

Cada guía de turismo sabrá los horarios. Cuando un visitante llegue fuera del periodo de visitas a alguno de esos lugares, el guía tendrá que explicarle que, por medidas de protección, hay restricción para el acceso. “Si llegan al templo del Sol, el guía ya sabrá que el acceso solo es permitido de las siete a las diez de la mañana. Entonces, desde el exterior, les indicará que solo les mostrará la parte superior”, dijo.

Para ver noticia original, haga clic aquí.