¿Habrá recesión en EE.UU.?

Artículo de Mario Guerrero, publicado en el Reporte Semanal (del 8 al 12 de abril del 2019) del Departamento de Estudios Económicos del Scotiabank

Una recesión en EE.UU. no es un riesgo inminente aún (la economía viene creciendo a un ritmo bajo pero superior a 2%) y puede tomar tiempo que se materialice (más allá del 2020 inclusive), pero los mercados financieros se adelantan y ya empiezan a negociar esta posibilidad.

La probabilidad de recorte de tasas de interés, calculada en base a las opciones sobre tasas de interés según Bloomberg, se elevó de 14% en Dic.18 hasta 82% a mediados de marzo, para luego ubicarse actualmente en 58% (Abr.19). Esto no significa que la Fed las vaya a recortar ya (el mercado espera un recorte de hasta 50pbs para Ene.20), pero de acentuarse el deterioro de los indicadores económicos, la posibilidad podría volverse latente hacia fin de año.

Suscríbase a nuestro boletín diario, el mejor resumen de noticias sobre las regiones del Perú

El premio Nobel de Economía, Myron Scholes, argumenta que la inversión de la curva de rendimiento no siempre es una condición necesaria para una recesión y definitivamente no es una condición suficiente. Según Scholes, la postura de la política monetaria real actual no se aproxima a la que normalmente se observa en recesiones anteriores. A ello agrega que la Fed ha realizado un cambio en Mar.19 respecto de su hoja de balance, onvirtiéndose nuevamente en un comprador neto de bonos. Scholes también señala que la curva relevante es la de rendimientos corporativos, y que ésta no se ha invertido. La última vez se invirtió cinco meses antes de la crisis financiera internacional. Otro factor que diferencia del pasado es el costo del dinero, que hoy es más barato que en otras recesiones. Por tanto, la curva invertida es sólo una señal.

En el pasado hay un rezago entre el momento en que se invierte la curva de tasas y el inicio de una recesión: casi dos años. Por tanto, aún hay tiempo para evaluar esta posibilidad. Las preocupaciones van más allá, alcanzando las búsquedas en Google sobre el tema su nivel más alto durante el último año.

Síganos en Facebook

De haber una recesión en EE.UU. no sería una como la del 2008-2009. El contexto es distinto. Su carácter sería más cíclico, provocada por la desaceleración de la economía mundial y no por el estallido de una burbuja. El riesgo en adelante es que no sea la única. Los severos desequilibrios fiscales y externos en EE.UU. sugieren que en algún momento del tiempo se requerirá de un ajuste más severo, por lo que esa recesión futura tendría características más estructurales.

Señales de recesión

Son varias las señales de recesión que pueden caracterizar a una economía. El Manual de Contabilidad Nacional del FMI define la recesión como la caída del PBI por dos trimestres consecutivos. No obstante, la teoría económica recoge definiciones más amplias: Michael Parkin sugiere que hay que observar caídas sostenidas de la actividad productiva, del empleo, del nivel de ingreso, de la producción industrial y de las ventas minoristas (retail), como un escenario más propio de una recesión.

En estos términos, la actividad económica en EE.UU. mostró signos de desaceleración en el 1T19, luego de crecer 2.2% en el 4T18, medida por la producción industrial (ISM manufacturero) y las ventas retail, aunque sin ingresar en terreno negativo. En cuanto al mercado laboral, los indicadores continúan robustos. Las solicitudes por subsidios de desempleo alcanzaron la semana pasada su punto más bajo desde Dic.69. Las recesiones en EE.UU. tienden a comenzar en promedio 62 semanas (rango entre 40 a 97 semanas) después que las solicitudes de desempleo alcanzan un mínimo, con un alza promedio de 30% en las solicitudes. A ello se agrega el bajo nivel de la tasa de desempleo (3.8%).

¿Qué pasa con los precios de los commodities en la recesión? Analistas concuerdan con que la posibilidad de una recesión en EE.UU. afectaría el desempeño de los precios de los commodities. En el pasado, los precios de los commodities de metales industriales han sido sensibles a las recesiones, tal como se observa en el gráfico superior.

El ciclo económico peruano es sensible a la evolución de los precios de los metales industriales razón por la que será necesario estar preparados para implementar políticas monetaria y fiscal contra cíclicas, de ser el caso.