Gastos en bares, restaurantes y hoteles son deducibles del impuesto a la renta

La nueva modificación de la Ley del Impuesto a la Renta, vigente desde enero de 2019, permite a las personas naturales con rentas de cuarta categoría (independientes) o de quinta categoría (dependientes) deducir el 15% de lo gastado en bares, restaurantes y hoteles, hasta un máximo de 3 UIT (12,600 soles). Hacer uso de la nueva modificación implica pedir a los establecimientos una boleta electrónica, donde figure claramente el número de DNI de la persona natural; de esa forma se pueden ir acumulando los descuentos.

Las personas con los tipos de renta mencionados, que empezaron sus actividades desde años anteriores al 2019 y las continúan realizando, pueden acumular las respectivas deducciones en restaurantes, bares y hoteles desde enero hasta diciembre del presente año. Para las personas que recién empiezan sus actividades en un determinado mes del año 2019, la deducción impuesta por la nueva modificación se realizará únicamente desde el mes de inicio de actividades.

Suscríbase a nuestro boletín diario, el mejor resumen de noticias sobre las regiones del Perú

La modificación de la ley se orienta a aumentar la recaudación correspondiente a estos establecimientos, los cuales presentan un nivel de evasión de hasta el 86% del impuesto potencial. De esta manera, se podrá alcanzar un incremento en la recaudación de hasta 510 millones de soles, según las proyecciones realizadas por el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF).

Síganos en Facebook

Para una correcta deducción del impuesto a la renta, se debe comenzar con el cálculo del ingreso bruto o total anual como persona natural (incluyendo gratificaciones y otros ingresos adicionales). A dicho ingreso bruto se le debe deducir la suma de 7 UIT y de un máximo de 3 UIT por los descuentos acumulados de 15% destinados a bares, restaurantes y hoteles, con la posibilidad de deducir hasta un total de 42,000 soles anuales. Cualquier excedente a dicho monto se verá afectado por el impuesto a la renta respectivo. (Toda persona con ingresos menores a 7 UIT anuales no tiene la obligación de pagar IR en lo absoluto).