Tendencias de los precios de los metales en el 2019

Los precios de los metales preciosos e industriales han empezado el 2019 siguiendo caminos opuestos. Mientras los
metales preciosos están formando una tendencia al alza, los metales industriales continúan recibiendo presiones a la baja.

POR ERIKA MANCHEGO, DEPARTAMENTO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS SCOTIABANK

Estimamos que los metales preciosos mantendrán el comportamiento al alza durante el 2019. Las mayores
expectativas de una pausa en el ajuste monetario de EEUU, la volatilidad de las bolsas, una probable debilidad del dólar y los desequilibrios fiscales en las economías desarrolladas deberían ejercer presiones al alza sobre los metales
preciosos. El panorama para los metales industriales no es tan claro. Si bien, los fundamentos de oferta y demanda
siguen siendo favorables para los precios -como lo fueron también en el 2018- estos han pasado a un segundo plano por la constante incertidumbre causada por la guerra comercial. Los déficits esperados en el mercado físico tanto para el cobre como el zinc seguirán dando soporte a los precios, aunque un mayor ruido en torno a la desaceleración global mantendría la volatilidad y las presiones a la baja durante el 2019.

En el 2018 los precios de los metales, en general, estuvieron dominados por la incertidumbre respecto a los impactos de la guerra comercial entre EEUU y China. Si bien aún no hay evidencia que sustente un impacto negativo sobre la
demanda de metales -por el contrario, los fundamentos de los metales siguen siendo positivos- la exposición de los metales industriales a este factor es mayor que la de los metales preciosos. De hecho, consideramos que la presión a la baja recibida por los metales preciosos durante el 2018 fue exagerada; por lo que la recuperación del precio del oro durante las últimas semanas es, en parte, un rebote.

Guerra comercial

En el 2019 la preocupación por la guerra comercial aunada a una probable desaceleración global sigue siendo un factor de incertidumbre para los precios de los metales. Actualmente, el mercado está a la expectativa de que se alcance algún acuerdo entre China y EEUU antes del 1 de marzo, fecha en que vence la tregua entre ambos países.

Cualquier desencuentro en las negociaciones podría seguir generando presiones en los precios de los metales
industriales.

Suscríbase a nuestro boletín diario, el mejor resumen de noticias sobre las regiones del Perú

Política monetaria

El otro factor que será especialmente importante para los precios de los metales es la dirección de la política monetaria de EEUU. El mercado viene asignando cada vez una menor probabilidad a los incrementos de tasas
durante el 2019 e, incluso, algunos analistas han empezado a sugerir la posibilidad de un recorte de tasas. Una política monetaria menos contractiva debería debilitar al dólar y, en consecuencia, ser positivo para los precios de los metales. En especial para los metales preciosos.

El dólar

El comportamiento del dólar normalmente afecta a los precios de los metales de manera inversa. Las expectativas del mercado apuntan hoy a una debilidad del dólar durante el 2019, lo que debería favorecer a los precios de los metales. Aunque los fundamentos del dólar (política monetaria menos contractiva, menor crecimiento económico
estimado en EEUU) parecen corresponder con una depreciación en el 2019, existe el riesgo de que el dólar empiece a apreciarse como reflejo de una mayor debilidad de algunos de sus pares. Así, un fortalecimiento del dólar causado por una debilidad del euro, por ejemplo, podría ser negativa para los precios de los metales.

Síganos en Facebook

Posicionamiento financiero

Durante los primeros meses de cada año los inversionistas suelen tomar posiciones financieras reflejando sus expectativas para el año en curso. La última data publicada por la Comisión de Comercio de Futuros sobre Materias Primas de EEUU (CFTC, por sus siglas en inglés) es del 18 de diciembre del 2018. Debido al cierre parcial del gobierno de EEUU (Government shutdown) algunas instituciones que dependen del gobierno han dejado de publicar de información, siendo la CFTC una de ellas. La última data de diciembre reflejaba un incremento en el cierre de las posiciones cortas (apuestas a que el precio del subyacente iba a caer) para el oro y la plata, llevando al neto a niveles cercanos a cero. Es decir, el posicionamiento hacia metales preciosos era neutral. En el caso del cobre se observaba un fuerte incremento de las posiciones cortas, evidenciando el pesimismo de los inversionistas hacia el
precio del cobre. Por ahora no tenemos mayor visibilidad del posicionamiento financiero que están tomando los
inversionistas.