Los sucesos que tienen a Huawei en el punto de mira de EE.UU.

Gestión.- Huawei buscaba una mejor manera de probar sus teléfonos, por lo que envió a un ingeniero a ver a “Tappy”, robot en el laboratorio de su socio T-Mobile en Bellevue, Washington.

“Tappy”, manejado por computadora e incansable, toca las pantallas táctiles, simulando semanas de uso en un día. El ingeniero de Huawei tenía curiosidad por los dedos de Tappy. Así que guardó uno en una bolsa de ordenador portátil y se fue con él, un acto que T-Mobile consideró un robo.

El incidente de 2013, descrito en un demanda judicial presentada el año siguiente por T-Mobile, es el tipo de presunto comportamiento de la principal fabricante de equipos de telecomunicaciones de China que preocupa a los expertos en seguridad. Algunos llaman a no utilizar equipos de la compañía en la red 5G que se está desplegando para conectar fábricas, vehículos, hogares, redes de servicios públicos y más.

Huawei ha negado en reiteradas ocasiones robar propiedad intelectual o copiar injustamente la tecnología de otras compañías. Afirmó esta semana que vetar sus equipos sin pruebas dañará a la industria e interrumpirá el desarrollo de la nueva tecnología de alta velocidad.

La conducta de Huawei vuelve a estar en el ojo del huracán tras el arresto en Vancouver de su directora financiera, Meng Wanzhou, acusada de estafar bancos para infringir sanciones contra Irán. La hija del multimillonario fundador de la empresa, Ren Zhengfei, podría ser extraditada a EE.UU. en un caso que provocó una disputa diplomática.

El arresto de Meng ocurrió luego de una serie de acusaciones del gobierno de EE.UU. sobre una posible amenaza a la seguridad en la red. El país norteamericano presionó a los gobiernos europeos para que eviten los dispositivos de Huawei, argumentando que la firma facilita el espionaje chino, algo que la empresa siempre ha desmentido.

Para ver noticia original, haga clic aquí.