Mercer: Perú es uno de los países de Latinoamérica que mejor paga a sus ejecutivos

En el Perú, las grandes empresas empiezan a reformular sus políticas remunerativas para otorgar a sus colaboradores mejores salarios y beneficios, de acuerdo al impacto y responsabilidad que tienen dentro de las organizaciones. Al mismo tiempo, variables como el género pierden importancia, dando paso a mayor equidad.

Estas son algunas de las conclusiones del estudio Remuneración Total Salarial 2018, desarrollado por la consultora internacional Mercer en nuestro país.

Mejores salarios para ejecutivos

El estudio analizó a 218 de empresas peruanas con más de 1,300 empleados, y con una facturación promedio de US$ 160 millones, de los sectores de consumo, manufactura, logística, minería, tecnología y farmacia. Entre sus principales hallazgos, la investigación determinó que el salario anual promedio del ejecutivo peruano es de 820, 739 mil soles. Asimismo, se detectó un aumento salarial del 4% en todos los niveles profesionales con respecto al año pasado.

Con estas cifras, Perú ocupa el tercer lugar entre los países que ofrecen mejor salario a los ejecutivos en la región, superando a Ecuador, Colombia y México, y solo por debajo de Brasil y Argentina. “En el Perú existe escasez de talento a nivel gerencial, por ello las empresas viven un desafío permanente para atraer y retener a sus profesionales”, analiza Adriana Villalba, Líder de Remuneraciones y Reconocimientos de Mercer Perú.

Reducción de la brecha de género

Por otro lado, de acuerdo al estudio, la brecha salarial de género entre ejecutivos en el Perú es del 12% actualmente. Ello evidencia una reducción del 15% desde el 2014. “Las empresas están trabajando en la consolidación de sus políticas de recursos humanos y salariales para acortar la brecha de género. Podemos decir que hay más objetividad al valorar un puesto de trabajo y los factores asociados a los mismos”, afirma la ejecutiva.

Cabe resaltar que las corporaciones incluidas dentro del estudio vienen acogiéndose a la ley de igualdad remunerativa, mediante la cual las compañías están obligadas a delimitar las responsabilidades y funciones de los puestos de trabajo, fijar remuneraciones por categorías y contar con una política salarial que reduzca y elimine la brecha de género.

Entre otras conclusiones, el estudio de Remuneración Total Salarial 2018 también resalta que el 5% de las empresas en el Perú viene implementando beneficios en favor de la comunidad LGBT (Lesbianas, Gais, Bisexuales y Transexuales) dentro de sus políticas de recursos humanos. En el 2014, el número de empresas que consideraban acciones específicas en favor de este grupo no llegaban al 1% de la muestra.