Sectores no primarios habrían impulsado crecimiento del PBI en agosto

Agencia Andina.- Los sectores no primarios habrían impulsado el crecimiento del Producto Bruto Interno (PBI) en agosto del presente año, con lo cual la economía peruana en el octavo mes del 2018 habría crecido a un ritmo similar al de julio (2.31%), estimó Scotiabank.

“Los sectores vinculados a la demanda interna mostrarían una expansión similar a la de julio, pues el mayor dinamismo previsto de sectores como servicios y manufactura no primaria serían compensados por el menor crecimiento que habría registrado la construcción, afectada por el menor dinamismo de la inversión pública en agosto”, dijo el jefe del área de economía real de estudios económicos de Scotiabank, Pablo Nano.

No obstante, Scotianbak indicó que los sectores primarios habrían continuado con su evolución negativa en agosto del 2018, pues el sector minería e hidrocarburos registraría una caída similar a la de julio (-5.18%).

“Pero, a diferencia del mes anterior, esta vez el retroceso (de minería e hidrocarburos) estaría explicado principalmente por el subsector hidrocarburos como consecuencia de la menor producción de gas natural debido al mantenimiento programado de la planta de Camisea”, sostuvo.

“Tomando en consideración lo anterior, estimamos que el PBI de agosto registraría un crecimiento similar al de julio, mientras que el PBI del tercer trimestre registraría una expansión de alrededor de 2.5%”, agregó.

Julio

Scotiabank consideró que la expansión de 2.31% del PBI en julio del 2018 estuvo ligeramente menor al esperado por el mercado (2.6%), con lo cual la economía peruana acumuló un crecimiento de 4% entre enero y julio del presente año.

“Cabe anotar que el resultado de julio fue similar al de junio (2%) y muy distante de los reportados en abril (7.84%) y mayo (6.51%). La principal diferencia radica en la evolución de los sectores primarios”, manifestó.

“Así, entre abril y mayo la pesca se vio beneficiada por el incremento de la cuota de captura de anchoveta a su nivel más alto desde el 2011, mientras que la producción agropecuaria creció a doble dígito impulsada por las mayores cosechas de arroz y papa”, añadió.

La entidad financiera señaló que estos factores positivos se disiparon a partir de junio y más bien prevaleció la evolución negativa del sector minería e hidrocarburos, que cayó 5.2% en julio afectado por la menor producción de cobre y molibdeno ante la explotación de zonas con menor ley de mineral. Es importante resaltar que este sector le restó 0.7 puntos porcentuales al crecimiento del PBI en julio.

“Los sectores no primarios vinculados a la demanda interna continuaron liderando el crecimiento de la actividad económica. Al interior de estos últimos destacó la construcción (5%) producto del mayor dinamismo de las obras dirigidas al sector inmobiliario, minero y retail; y, en menor medida, por la ejecución de obras públicas en infraestructura, en especial para los Juegos Panamericanos”, dijo.

Por su parte, el sector servicios en conjunto creció 4.4% en julio liderado por los rubros transporte y almacenamiento (5.6%) y servicios financieros (4.2%) como resultado del mayor transporte por vía aérea vinculado al turismo y los mayores créditos a personas asociados al dinamismo del consumo privado, respectivamente.

Finalmente, la manufactura no primaria (3.4%), fue impulsada por la mayor producción de bienes de consumo para el mercado interno -confecciones, lácteos, productos farmacéuticos- e industrias vinculadas al sector construcción.

Para ver noticia original, haga clic aquí.