Arequipa: hasta 40 minutos tomará ingresar al Centro Histórico con cierre de la Av. Juan de la Torre

El Pueblo.- El ambicioso proyecto, que cerrará la Av. Juan de la Torre desde la calle Jerusalén hasta el óvalo de San Lázaro, por 7 meses, duplicará el tiempo de viaje de aquellos que pretendan ingresar a la zona patrimonial o en su defecto, salir de ella.

Según el subgerente de Circulación y Educación Vial, Ismael Ortiz, el tiempo de viaje se ha duplicado y hasta en algunos casos, según los reportes de las tres primeras pruebas en vacío, ha superado por mucho el tiempo de viaje actual en 15 a 20 minutos más. Los vecinos de ASA, que utilizan el transporte público y privado para dirigirse a su centro de trabajo o simplemente intentan cruzar la ciudad, viajarán hasta 40 minutos, en horas punta, cuando lo hacían en 15 minutos desde la zona más cercana o 20 desde un lugar más alejado.

De la misma manera, aquellos, que se dirijan del Centro Histórico de la Ciudad a las jurisdicciones de Miraflores, Alto Selva Alegre o Mariano Melgar tendrán los mismos inconvenientes, pues se cargarán algunas vías importantes de la ciudad como la calle Melgar y Av. Goyeneche. “Hemos tenido en consideración y seguimos haciendo el conteo del tráfico y la afluencia que tenemos tanto de vehículos particulares como transporte público, efectivamente tenemos una demora de 15 minutos más de retraso, y en algunos más de 30”, dijo Ortiz, mientras se ejecutaba la tercera y penúltima prueba en vacío para el proyecto vial Av. Juan de la Torre. La prueba fue realizada en el horario de 09:00 a 11:00 de la mañana, ensayo en el que al igual que sus reproducciones anteriores entorpeció el flujo normal del tráfico vehicular y en especial causó molestia en los ciudadanos que se dirigirán a sus centros de trabajo.

“Me he tenido que bajar pues hermano, vengo de Pampas de Polanco, normalmente mi carro me trae en 20 minutos al centro, yo me bajo en La Merced. Pero me tuve que bajar en Jerusalén porque ya iba más de 30 minutos, ya llegué tarde y a pie creo que voy más rápido”, dijo William Espirilla, un joven que decidió caminar para llegar a su centro de trabajo, en vista que el tráfico vehicular estaba congestionado.

Entre las alternativas para viabilizar el pase de vehículos de transporte la comuna plantea: hacer uso del puente Chilina como alternativa de desvío, para ello conversará con funcionarios de Cayma y Yanahuara, para ver la forma de evitar que haya una “aglomeración” de autos en las arterias de estos distritos y en especial de la Av. Ejército y Puente Grau. Retiro y colocación de algunos semáforos en la ciudad, en cinco intercepciones, entre ellas la calle Ayacucho y calle Jerusalén. Eliminación de algunas zonas azules como calle Zela, Melgar y Carlos Llosa. Evitar que por las calles de la ciudad se ejecuten marchas o movilizaciones, para ello requerirá la participación de la Gerencia del Centro Histórico y la Policía. Planean evitar que vehículos de carga pesada utilicen ciertas vías rápidas de la urbe, con el fin de que no se conviertan en obstrucciones de arterias viales. Además se requerirá a la Policía de Tránsito incidir su trabajo de fiscalización de zonas rígidas, en la zona patrimonial.

La última prueba en vacío de las rutas alternas que se utilizarán durante la ejecución del proyecto se realizará la próxima semana. En marzo de acuerdo al gerente de Desarrollo Urbano, Yuri Ramos, iniciarían los trabajos de obra en la zona.

Para ver noticia original, haga clic aquí.