PET y consorcio firman matriz de compromiso ante amenazas por Vilavilani

Correo.- Ante la pregunta qué pasará si tras entregar el adelanto y terreno al consorcio Irrigaciones para que ejecute el proyecto Vilavilani y los comuneros que se oponen a esta obra impiden que se inicien los trabajos, el gobernador regional, Omar Jiménez, aseguró que esta situación se consignó en el contrato con la contratista.

La autoridad regional sostuvo que dentro del contrato se firmó una matriz de compromiso, de la que dijo se refiere a distintas responsabilidades que tienen que cumplir el consorcio y el GRT para así continuar con las actividades.

ARBITRAJE. Ante la insistencia para que explique claramente de qué se trata esta matriz de compromiso, reiteró que es un compromiso que asume la empresa sobre la situación que se está presentando (por ejecución del proyecto en la zona andina con objeciones de los comuneros).

“Hay algunas amenazas… pónganse a pensar, se ha ido a otras regiones, al Gobierno Central, presidencia, pero el presidente (Pedro Pablo Kuczynski) nos dijo que no bajemos la guardia, que sigamos trabajando”, apuntó.

Al consultarle si no hay peligro de un arbitraje por parte del consorcio en caso no pueda iniciar la obra, Jiménez respondió que estos procesos legales se dan cuando hay un problema de parte de la empresa o del GRT.

“Pero si nosotros trabajamos y tenemos una matriz de compromiso, seguimos adelante. Ahora los elementos que son terceros, si tienen razón perfecto pero sino, acá no es tierra de nadie, acá se tiene que hacer todo lo que está reglamentado”, recriminó.

El gobernador agregó que ya se hizo el trabajo social y donde no se pueda pagar o indemnizar por el predio, se hará la servidumbre forzosa.

Acotó que él no firma el contrato sino el equipo gerencial del PET ya que él es la parte de asesoramiento y consultivo.

Para ver noticia original, haga clic aquí.