“Una buena decisión del Banco Central”, por José Larrabure

El Comercio.- “La ampliación reciente de este límite no es suficiente y considero que debe seguir incrementándose para mejorar el perfil de riesgo de los fondos”, dice Larrabure.

La semana pasada el BCR anunció un nuevo incremento del límite de inversión en el exterior para las AFP, que a inicios del 2017 estaba en 42% y ha venido incrementándose en los últimos meses hasta llegar hoy a 46,5%.

Considero esta decisión muy positiva para los fondos, ya que nos permitirá seguir mejorando la diversificación de las inversiones, principal herramienta para reducir el riesgo de un portafolio, y que busca que los fondos no queden muy expuestos a riesgos específicos como emisores, sectores, clases de activos, entre otros.

Sin embargo, la regulación obliga a las AFP a mantener más del 50% de los fondos invertidos en el Perú y, por ende, quedan expuestos al riesgo económico y político de un país que de plano no está entre los más estables del mundo. Este límite tenía más sentido al inicio del sistema cuando se buscaba que los ahorros de los afiliados ayudaran a desarrollar el mercado de capitales local.

Sin embargo, el tamaño del sistema privado de pensiones ha crecido inmensamente en los últimos 10 años y el mercado local ha quedado muy chico. Hoy en día, la principal preocupación del BCR con respecto al incremento de este límite es el impacto que pueda tener en el tipo de cambio, ya que muy probablemente genere una salida de capitales. Este riesgo ha disminuido recientemente a raíz de la entrada de grandes capitales del exterior experimentada hace varios meses y que seguramente ayudará a compensar las transferencias al exterior por parte de las AFP.

El beneficio del incremento paulatino que ha tenido el mencionado límite se hizo más evidente cuando los mercados locales sufrieron caídas importantes.

Un ejemplo de esto se dio durante la caída de los índices de la Bolsa de Valores de Lima (BVL) en el 2015, cuando a pesar de que la acciones locales cayeron más de 33% en promedio, los fondos 3 de las cuatro AFP terminaron en terreno positivo ese año. Recientemente, la acción de Graña y Montero (G&M) se vio afectada por la finalización del contrato del GSP y su asociación con Odebrecht en otros proyectos, cayendo más de 60% en el 2017. Sin embargo, esto tuvo un impacto poco material en los fondos dado que la exposición en acciones de G&M era cinco veces menor que hace algunos años cuando las AFP estaban limitadas a invertir mayoritariamente en el Perú.

Sin embargo, la ampliación reciente de este límite no es suficiente y considero que debe seguir incrementándose para mejorar el perfil de riesgo de los fondos. Hace pocas semanas fuimos testigos del alto riesgo político al que estamos expuestos en el Perú. En pocos días vimos al tipo de cambio elevarse hasta S/3,30 y a la BVL caer más de 4%.

Saludo la decisión del BCR de seguir aumentando este límite aunque pronto llegaremos al 50% establecido en la ley. Cualquier incremento posterior requerirá de una aprobación de parte del Congreso de la República, que esperemos esté alineado con la decisión del BCR para beneficio de las futuras pensiones de todos los afiliados al SPP.

Para ver noticia original, haga clic aquí.