Perspectivas económicas 2016-2017: América Latina y el Caribe

Tras presentar un crecimiento negativo en el año 2015 y con posibilidades de mantener esta tendencia al finalizar el año 2016, se espera que para el año 2017 la región de América Latina y el Caribe (ALC) presente una modesta recuperación en su economía.

Según el reporte “Perspectivas económicas de América Latina 2017” realizado por la OCDE, en el año 2016 Argentina, Brasil, Ecuador y Venezuela serán los países que registrarán un PBI con crecimiento negativo. En el escenario base, el PBI de ALC se contraerá alrededor de -0.5% y -1% en el año 2016, mostrando un pequeño repunte para el año 2017; el mayor riesgo para la región continuará siendo una fuerte caída en el crecimiento económico de China.

Para el año 2016 se prevé que las economías latinoamericanas más vinculadas a Estados Unidos y que tengan una mayor integración a cadenas globales de valor superen a los exportadores de materias primas de América del Sur. En 2016, los países andinos crecerían entre 0.5% y 4.5% con excepción de Ecuador (que entrará en recesión) y Venezuela (que continuará con su contracción económica); algunos factores externos que contribuirán al débil desempeño de América Latina y el Caribe son la caída de los precios de las materia primas, el incremento del costo del financiamiento externo y las perspectivas más moderadas de entradas de capital. Por su parte, el crecimiento de Argentina se contraerá y Brasil seguirá estancado en la recesión en el año 2016.

Suscríbase a nuestro boletín diario, el mejor resumen de noticias sobre Arequipa y el sur, directo a su bandeja

Para el año 2017, se espera una recuperación de la mayoría de economías latinoamericanas; sin embargo, la economía venezolana continuará con contrayéndose. Para la economía peruana, se espera que en el año 2017 su crecimiento se acelere y se vaya cerrando la brecha de producción; cabe resaltar que, según las proyecciones del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), el crecimiento del PBI en 2017 sería 4.8%.

En general, para la mayoría de economías de América del sur se espera que los déficits de cuenta corriente alcancen su nivel máximo entre los años 2016 y 2017, y que gradualmente estos déficits se vayan reduciendo hasta llegar a niveles más modestos; esto se debería a que, en algunos países, la inversión extranjera directa no es suficiente para financiar los déficits, lo que exige un ajuste para evitar desbalances externos. El ajuste parece mayor en los países que no son exportadores de energía, que se vieron impactados anteriormente por la caída de los precios de las materias primas.

Síganos en Facebook

El crecimiento de la productividad en América Latina en el año 2016 continúa siendo moderado en comparación con el resto de países de la OCDE y otros países emergentes. Pese a las mejoras en los últimos años, América Latina aún es la región del mundo con más desigualdad; por ello, las reformas para reforzar el capital físico y humano deberán promover un mayor crecimiento inclusivo y un aumento de la productividad.