Anuncios

“Las consultoras de comunicaciones nos hemos convertido en socios estratégicos de las empresas en la construcción de marca y reputación”

Entrevista a Oscar Carbajal Toranzo, CEO de Compulso (www.compulso.pe)

¿Qué nuevos retos afrontan las empresas para lo que queda del 2019 y para lo que se viene el próximo año?

Es relativo y depende mucho de cada categoría. Pero, en líneas generales, las empresas se están “enfrentando” a un consumidor cada vez más exigente, que pide más por menos, donde los estándares de fidelidad son cada vez menores. La fidelización a largo plazo es prácticamente una utopía; es por ello que las empresas tienen que estar reinventándose constantemente y así generar valor a estas audiencias.

Suscríbase a nuestro boletín diario, el mejor resumen de noticias sobre las regiones del Perú

¿A qué obedece esta exigencia y poca fidelidad por parte de los consumidores que mencionas?

No es casualidad que estas dos características las encontremos con mayor frecuencia en los jóvenes, nativos de internet. Los continuos cambios tecnológicos han hecho que cambien muchos hábitos, como, por ejemplo, los de consumo frente a los medios de comunicación. Hace 40 años, no existían en el Perú celulares ni internet. Hoy, con la masificación de estos (más de 42 millones de líneas activas), el uso y abuso de las redes sociales es y será una clara tendencia a seguir.

Síganos en Facebook

¿Qué hacer frente a esta situación?

Definitivamente, las reglas de juego cambiaron para todos y lo que hay que hacer es adaptarse eficaz y eficientemente; de lo contrario, quedas fuera automáticamente. Los consumidores están saturados de información, incluida la publicidad, por lo que hay que buscar diferentes formas de llegar a ellos, siendo más creativos e innovadores. No pretendamos lograr resultados distintos haciendo siempre lo mismo.

¿Cómo lograr ese cambio en la organización?

Primero, identificar y conocer en profundidad las necesidades de nuestros consumidores, tanto reales como potenciales. Segundo, asegurarnos de que nuestra propuesta de valor sea fácil de identificar y comunicar, que cumpla con las expectativas, y represente una ventaja diferencial (sustancial) frente a la competencia. Tercero, desarrollar una estrategia de comunicación integral, tanto de fondo como de forma. 

¿A qué se refiere?

Los comunicadores muchas veces priorizamos la elección del medio, descuidando el contenido, que es finalmente lo que trasciende. Es correcto que seamos estratégicos en elegir el mix de medios con mayor afinidad al nuestro público objetivo, pero no es menos importante darle relevancia a la creatividad y originalidad del mensaje.

¿Se refiere exclusivamente a la publicidad?

No necesariamente. Las empresas le otorgan cada vez mayor relevancia a las estrategias de comunicación que van de la mano con la publicidad. Las consultoras de comunicaciones hemos dejado de ser bomberos que apagaban incendios, para convertirnos en socios estratégicos en la construcción de marca y reputación. Debemos aprovechar con inteligencia y sagacidad las nuevas tendencias digitales y así ayudar a las empresas a ser más eficientes y eficaces a través de una comunicación clara y directa, pero, sobre todo, asertiva.

Anuncios