Apurímac: “Mineroducto, ferrocarril, o una combinación, son alternativas que estudiamos para sacar el mineral de Las Bambas”

Gestión.- En entrevista que concedieron a Gestión, los ejecutivos Álvaro Ossio, Vicepresidente Comercial y de Finanzas de MMG y Domingo Drago, Vicepresidente de Asuntos Corporativos y Legales de MMG, empresa que opera Las Bambas, señalan que la conflictividad social en el sur generó impactos negativos en la situación económica y financiera de la empresa.

Además, se ajusta a la baja su proyección de producción cuprífera para este año. No obstante, señalan que en los próximos años MMG prevé aportar S/ 8,500 millones en canon y regalías para Apurímac, donde opera la mina.

¿Cuál es la situación de la operación en Las Bambas, luego de que se retomaran los conflictos en días pasados?

Domingo Drago (DD): Hubo una paralización de tres días en parte de la ruta en la zona de Mara, tenemos un proceso de diálogo que instituyó el Gobierno, hay nueve mesas que se han instalado, donde participan el Gobierno, la empresa, el alcalde y el gobernador.

¿Cuál es la agenda?

Se tocan diversos temas: el corredor vial, canon minero, responsabilidad social, entre otros; el proceso sigue avanzando, pero hay altas expectativas, (de la población) que espera que la empresa sea responsable de todo el desarrollo. Pero nosotros no podemos sustituir el rol que tiene el Estado.

¿Cuál es el principal problema social en la zona de influencia?

DD: Tenemos constantes bloqueos, ante la expectativa de que el MTC compense (a la población de las comunidades) por el uso de la vía (de tránsito de camiones de MMG), pero la gente tiene una sobreexpectativa respecto al valor de sus terrenos. Se restringe la vía en algunos tramos dificultando el tránsito normal, el (último) bloqueo ya se levantó, pero hay amenazas de que se retome.

¿Qué reclaman en el fondo?

DD: Las comunidades creen que tienen derecho a una compensación adicional. Nos preocupa que no se pueda controlar estas sobre expectativas, que no se pueden resolver con presiones y bloqueos a la vía, exigiendo que la ministra vaya al día siguiente; son temas que no está en manos de la empresa resolverlos.

¿Cómo ven esta escalada de manifestaciones contra la minería en el sur?

DD: Desde el 4 de febrero hubo 69 días de bloqueos de vías, y eso impidió embarques y afectó la producción parcialmente, y luego hubo otros 17 días más (de paralización) entre julio y agosto, por el bloqueo contra el proyecto Tía María.

¿Cómo afectó eso a MMG?

Álvaro Ossio (AO): Financieramente, hay un efecto importante, y una caída también en la producción. Nosotros estimábamos producir este año arriba de 400,000 toneladas de cobre.

¿Y ahora?

Luego de este efecto en las carreteras, que no permite el acceso y llevar insumos a la mina, estimamos producir más cerca a las 385,000 toneladas en total anual. Es decir, similar al 2018.

¿Cómo impactan en sus ventas y en la región donde operan?

AO: En el año, nuestras ventas en el primer semestre han caído 33%, comparadas con igual periodo del 2018, lo que se explica en un 11% por precios, y el resto por el impacto de la conflictividad social, por embarques (de concentrados) que no se pude hacer durante 69 días.

¿Esto ha generado pérdidas para la empresa y el Estado?

A junio, hemos reportado una pérdida de US$ 76 millones en la operación de Las Bambas, en parte por los bloqueos. Todo esto significa menos regalías para la región. Este año las regalías van a bajar en S/ 30 millones, porque no hemos podido embarcar debido a los conflictos sociales.

¿En el ámbito de quién está resolver la conflictividad que afecta a Las Bambas?, ¿en el de la empresa o en el del Estado?

DD: En realidad, no solo es del gobierno central, sino de los gobiernos locales y comunidades entender que el cierre de brechas que hay no se puede resolver de la noche a la mañana. Cotabambas (área de influencia de Las Bambas) era una de las provincias más pobres del país hasta el año 2000, ahora se empieza a revertir esa situación, los niveles de pobreza se han reducido.

¿Cómo están mitigando los impactos ambientales por el transporte de minerales?

Terminamos la tercera modificatoria del estudio de impacto ambiental (EIA), y trabajamos acciones de mitigación y controles de monitoreo propios a lo largo de la vía, con diez estaciones de monitoreo. En ciertas áreas hay monitoreo participativo y fiscalización de OEFA.

¿El mineroducto que se planteó originalmente (antes que MMG asumiera la operación de Las Bambas) está descartado o se podría retomar para reducir la conflictividad?

DD: En realidad, son alternativas que siempre están latentes, el Gobierno está promoviendo un proyecto de desarrollo de un ferrocarril, entre el proyecto del puerto de San Juan de Marcona y Apurímac, en Andahuaylas, donde hay depósitos de hierro, y esto podría poner en valor muchos de los proyectos que tiene Apurímac, sería de 570 kilómetros (de vía férrea), ya hay estudio avanzado del MTC, con una consultora internacional, están en su etapa final.

¿Ese tren podría ser una alternativa al corredor minero del sur hasta el puerto de Matarani, por donde Las Bambas embarca sus minerales?

AO: Sí, claramente, seguimos evaluando otras alternativas. El mineroducto también es una alternativa que se está evaluando, no se ha descartado, sigue en análisis, y requiere una inversión importante.

¿De cuánto sería la inversión?

DD: La inversión depende de a dónde llegue (el mineroducto), porque puede haber distintos trazos, habría que ver si, efectivamente, el desarrollo de este puerto es factible, lo cual, no solamente haría que Matarani sea el destino (para el embarque), podría ser también San Juan de Marcona.

¿Eso significa que el mineroducto se podría conectar en un punto con el ferrocarril a San Juan de Marcona?

AO: Esa es una alternativa que estamos analizando.

¿Qué otras alternativas hay?

DD: El mineroducto y el ferrocarril, o una combinación de ambos, es una alternativa que estamos estudiando. En el mineroducto podríamos hacer la inversión. Se está viendo la carga potencial que se puede generar (en Apurímac), y esto al parecer hace posible este proyecto.

¿Qué avances hay?

Hemos participado en reuniones convocadas por el MTC para ver avances del estudio de preinversión del ferrocarril que hizo un consorcio llamado Ferrocarril del Sur y tiene un plazo que está cerca de su cumplimiento, y puede poner en valor el proyecto Apurímac Ferrum, de hierro, el proyecto Quira, ubicado cerca a Las Bambas, el proyecto Panoro, proyecto Tier, el Trapiche, Los Chancas.

¿Creen que el mineroducto ayudaría a mitigar la preocupación ambiental por la minería?

DD: Sí, sin duda, es una solución que funciona bien. Por ejemplo, Antamina opera más de 15 años un mineroducto de más de 300 kilómetros, nosotros hemos operado en Australia un mineroducto.

¿Qué les hizo cambiar de parecer, porque cuando MMG asumió Las Bambas se descartó el mineroducto?

DD: Nunca se descartó, se suspendió desde que se desprendieron las operaciones de Antapaccay con Las Bambas, Glencore cambió el EIA para reducir la huella del proyecto, y hacer esta ruta bimodal camión-ferrocarril. Se pensó que el tener una vía (carretera) mejorara el desarrollo económico en beneficio de todos.

Por otro lado, el Ejecutivo y los gobiernos regionales anuncian cambios a la Ley General de Minería. ¿Preocupa esto a la empresa?

AO: Claramente, no solo a los inversionistas, no es el momento adecuado para un cambio.

DD: Toda norma es perfectible, pero no necesariamente hay que cambiar la Ley de Minería, que ha traído mucha inversión al sector. El negocio minero tiene que tener certidumbre, porque tiene inversión de riesgo de largo plazo. Si se genera incertidumbre, la inversión se va a ir a otro lugar.

¿Cuánto han invertido?

AO: La inversión inicial fue de US$ 10,000 millones. Adicionalmente, nosotros, todos los años tenemos que seguir invirtiendo como capital de sostenimiento. Una operación de este tamaño requiere, para seguir operando, entre US$ 200 millones y US$ 300 millones al año, entre recambio de equipos, extensiones de la presa de relaves, entre otras.

Las Claves
Acciones. Los precios de las acciones de MMG cayeron 63% en los últimos 12 meses en la bolsa de Hong Kong, según la empresa.

MMG. La caída de sus acciones se explicó por el menor precio del cobre, menores niveles de producción esperados en Las Bambas y conflictos sociales.

Cifras. A junio, las ventas de MMG sumaron US$ 902 millones, una caída de 33% debido a los bloqueos.

En caída. En el 2018 la producción de Las Bambas fue de 385,300 toneladas, una reducción del 15% respecto a lo que produjo durante el año previo.

“Toda norma es perfectible, pero no necesariamente hay que cambiar la Ley de Minería, que ha traído mucha inversión al sector”, señala Drago.

Proyección de MMG
Las Bambas aportará S/ 8,500 millones en IR y en regalías en diez años

El Vicepresidente Comercial y de Finanzas de MMG, Álvaro Ossio, señaló que esa empresa ha estimado que cuando empiece a generar recaudación del Impuesto a la Renta, a partir de los años 2021 o 2022, deberá contribuir en un promedio de S/ 8,500 millones, entre el pago de regalías y el Impuesto a la Renta.

Refirió que por mina Las Bambas se ha pagado en impuestos, entre los años 2010 y 2018, más de S/ 3,067 millones, entre impuestos directos e indirectos, por servicios que contrata la mina y que generan retención del Impuesto a la Renta. Esto, acotó, es adicional a los S/ 850 millones en regalías que ha aportado la empresa por Las Bambas.

Ossio indicó que esos recursos llegan a las 84 municipalidades de la región Apurímac, al gobierno regional y a dos universidades públicas ubicadas en esa región.

Por su parte, Domingo Drago, Vicepresidente Senior de Asuntos Corporativos y Legales de MMG, indicó que la inversión social directa realizada por la empresa en el ámbito de influencia de Las Bambas supera los S/ 1,180 millones, invertidos desde el 2010 a la fecha.

También precisó que ese monto no incluye la suma que invirtió la empresa en la construcción de la zona urbana de Nueva Fuerabamba, donde se reubicó a las comunidades campesinas de la zona de influencia de la mina Las Bambas, y donde, se realizó una inversión importante, “y es un proceso que aún no termina”, enfatizó.

Precios No Afectan Decisión De Invertir
Mina prevé producir 2.5 millones más de toneladas de cobre en cinco años

Las Bambas, que actualmente explota el primero de sus tres yacimientos: el de Ferrobamba, desde el 2016, ahora espera iniciar la explotación del segundo: el de Chalcobamba, a partir del año 2021. Este alcanzaría su operación completa en el 2022, según informó Domingo Drago, Vicepresidente Senior de Asuntos Corporativos y Legales de MMG.

Por su parte, Álvaro Ossio, Vicepresidente Comercial y de Finanzas de esa empresa, indicó que esta espera producir un total de 2.5 millones de toneladas de cobre en los próximos cinco años, equivalentes a unos 400 millones de toneladas cada año.

Remarcó que los bajos precios que está presentando el cobre no afectan las decisiones de inversión de MMG en esta mina, aunque lo que les preocupa más es la conflictividad social en la zona.

Descartó, además, que el reajuste del crecimiento de China vaya a reducir las proyecciones de consumo de cobre, pues más bien prevén que este aumentará por el crecimiento de la clase media y el mayor requerimiento de ese metal para la producción de vehículos eléctricos, lo cual impulsaría la demanda de cobre en general en un 10%.

Para ver noticia original, haga clic aquí.