Menores envíos de Las Bambas afectan Balanza Comercial en el primer trimestre del 2019

Artículo de Pablo Nano, publicado en el Reporte Semanal (del 13 al 17 de mayo del 2019) del Departamento de Estudios Económicos del Scotiabank.

La Balanza Comercial (BC) registró un superávit de US$ 1,212 millones durante el primer trimestre del 2019 (1T19), menor en 36.6% respecto al 1T18, según cifras del Banco Central de Reserva (BCR). Este resultado se debió principalmente a la caída en la exportación de cobre (ver gráfico) como consecuencia de los menores envíos de Minera Las Bambas.

La evolución negativa de la BC estuvo sustentada básicamente en la caída de las exportaciones mineras (-14.5%), las cuales se vieron afectadas por la caída de los precios de exportación y por las protestas sociales que afectaron los envíos de cobre de Minera Las Bambas. En el primer caso, el menor ritmo de expansión de la economía mundial -ante el mayor riesgo derivado de la guerra comercial entre EE.UU. y China- redujo la demanda de metales industriales -en especial cobre y zinc-. En el segundo, las protestas registradas entre febrero y abril en el corredor minero imposibilitaron trasladar la producción de Las Bambas al puerto de Ilo, lo que generó que las exportaciones de la empresa cayeran en US$ 425 millones durante el 1T19.

Para el segundo trimestre (2T19) prevemos un superávit de la Balanza Comercial mayor al registrado en el 1T19, en la medida que no se produzcan nuevas interrupciones de carreteras que afecten las exportaciones mineras. No obstante, esta prevista recuperación del volumen sería parcialmente contrarrestado por menores precios de los metales industriales -en relación al 2T18- en un contexto de incertidumbre por el desenlace de la guerra comercial entre EE.UU. y China. En cuanto a los productos no tradicionales, prevemos que continúe el auge de las agroexportaciones y de la pesca no tradicional; sin embargo, la demanda de productos químicos, minerales no metálicos y metal-mecánicos podría ralentizarse ante el menor ritmo de expansión previsto en las economías latinoamericanas, sus principales mercados de destino. Por su lado, las importaciones continuarían mostrando un ritmo de expansión por debajo del inicialmente esperado, en sintonía con el menor dinamismo de la actividad económica. El crecimiento sería liderado por las importaciones de bienes de consumo -el consumo viene siendo la variable de mayor resiliencia en el actual ciclo económico- así como por la prevista aceleración en la compra de bienes de capital -en línea con expectativas positivas sobre la inversión-.

Suscríbase a nuestro boletín diario, el mejor resumen de noticias sobre las regiones del Perú

Exportaciones

Las exportaciones ascendieron a US$11,158 millones durante el 1T19, menores en 6.6% respecto al 1T18. La caída en los productos tradicionales (-10.1%), fue parcialmente compensado por el aumento de los de productos no tradicionales (+2.9%).

Las exportaciones tradicionales alcanzaron US$ 7,883 millones, menores en US$ 888 millones respecto al 1T18. Como se comentó anteriormente, esta evolución negativa fue liderada por los menores envíos de cobre, cuya variación representó el 70% de la caída de las exportaciones totales (ver gráfico). También destacó el retroceso en las exportaciones petróleo debido al menor volumen exportado. Lo anterior fue parcialmente contrarrestado por el incremento en las exportaciones de harina de pescado (ver gráfico), pues el favorable resultado de la segunda temporada de pesca de anchoveta -finalizada en enero- permitió contar con un importante stock de harina de pescado que se continuó exportando hasta marzo.

Las exportaciones no tradicionales ascendieron a US$ 3,232 millones en el 1T19, mayores en US$90 millones (+2.9%) respecto al 1T18. Esta evolución positiva se concentró en tres sectores: agropecuario, pesca para consumo humano y textilconfecciones. Las agroexportaciones (+6.8%) continuaron siendo lideradas por productos como uvas y arándanos como resultado de mayores rendimientos que vienen alcanzando estos cultivos. Por su parte, la mayor disponibilidad de pota y conchas de abanico impactaron positivamente sobre los envíos de pesca no tradicional (+20.5%). Por último, las ventas al exterior de textiles-confecciones mantuvieron su tendencia positiva pero a un ritmo inferior al de meses previos (+7.2%) impulsadas por los mejores precios obtenidos.

Importaciones

Las importaciones ascendieron a US$ 9,947 millones durante el 1T19, menores en 0.9% respecto al 1T18. A nivel desagregado, resaltaron las menores compras de insumos (-1.2%) y bienes de consumo (-1.0%), mientras que las adquisiciones de bienes de capital se mantuvieron (+0.4%).

Síganos en Facebook

Las importaciones de insumos ascendieron a US$ 4,763 millones, menores en 1.2% respecto al 1T18. Al interior de este rubro se observaron evoluciones diferenciadas. Por un lado -luego de haber mantenido una evolución ascendente en el 2018, en línea con la evolución del precio internacional del petróleo-, las compras de combustibles (-12.3%) cayeron debido a un menor volumen importado como respuesta a la recuperación de la oferta local de hidrocarburos -aumentó 9.6% durante el 1T19-. Por otro lado, las importaciones de materias primas para la industria (+4.5%) fueron impulsadas por las mayores compras de hierro y acero y papel ante el alza en el precio de importación. Por último, las importaciones de insumos alimenticios permanecieron estables, destacando las menores compras de trigo compensadas por las mayores adquisiciones de soya.

Las importaciones de bienes de consumo alcanzaron US$ 2,326 millones, mostrando una caída de 1.0% respecto al 1T18. A nivel desagregado, resaltaron las menores compras de bienes de consumo duradero (-7.9%), destacando en particular las menores adquisiciones de vehículos nuevos (-19.1%) -como consecuencia de la aplicación del ISC desde mayo del 2018- así como de televisores (-22.8%) -tras el récord alcanzado en el 2018 debido al Mundial de Fútbol-. Por su parte, las compras de bienes de consumo no duradero (+4.8%), mostraron una evolución diferenciada: cayó la importación de alimentos -en sintonía con la recuperación de la oferta local de azúcar y lácteos- pero aumentaron las compras de vestido, calzado, medicinas, perfumes y cosméticos -en línea con la evolución del consumo privado-.

Las importaciones de bienes de capital ascendieron a US$ 2,829 millones, mostrando un nivel similar (+0.4%) a las del 1T18. La evolución positiva fue liderada por el rubro de Materiales de Construcción (+12.3%), en línea con la aceleración que ha empezado a mostrar el sector a partir de marzo –mes en el cual se habría expandido más de 5%-. Lo anterior fue contrarrestado por la caída en la compra de Equipos de Transporte (-8.6%), rubro que se había mostrado activo en el 2018 con la compra de trenes que forman parte de la ampliación de la flota de la Línea 1 del Metro de Lima. Finalmente, resaltaron las adquisiciones de Bienes de Capital para la Industria (+2.3%), explicado en parte por la adquisición de maquinaria y equipo dirigido al sector minero -durante el 1T19 la inversión minera creció 37.1% liderada por la construcción de nuevos proyectos como Quellaveco y Mina Justa asÍ como la ampliación de la mina Toromocho- .