Regiones del sur: pobreza aumentó ligeramente en la macro región

La República.- Según el último informe publicado por el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI), la pobreza monetaria en la zona sur del país aumentó ligeramente al pasar de 22.6% en 2017 a 22.9% en 2018. En contraste, la pobreza en el Perú disminuyó de 21.7% a 20.5% en el mismo periodo. En este sentido, es relevante analizar la evolución de la pobreza en las regiones del sur, así como perfilar a la población pobre.

Evolución desigual

La evolución de la pobreza monetaria en las regiones del sur, en los últimos 15 años, se puede dividir en dos periodos. El primero de ellos, entre 2004 y 2013, se caracteriza por una fuerte reducción de la pobreza de 61.3% a 21.6%. Por el contrario, en el segundo periodo, que va desde el 2013 en adelante, la reducción de la pobreza se estanca y se registra un ligero incremento de 1.3 puntos porcentuales (pp) en la incidencia de la pobreza.

Sin embargo, no todas las regiones del sur siguieron esta evolución. Apurímac, por ejemplo, es la única región del sur que ha reducido la pobreza de manera sostenida en este periodo, de 70.4% en 2004 a 31.8% en 2018 y, además, es la región que más ha reducido la pobreza a nivel nacional. Asimismo, Arequipa redujo la pobreza en ambos periodos, aunque entre 2013 y 2018 la disminución de la pobreza fue de solo 0.5 pp.

Los de arriba y los de abajo

Si bien la evolución de la pobreza en el sur ha sido desigual, al 2018 se pueden diferenciar dos grupos. El primero está conformado por las regiones más pobres: Puno (37.0%), Apurímac (31.8%) y Cusco (22.9%). El segundo grupo lo conforman las regiones con menor pobreza: Arequipa (8.6%), Moquegua (8.7%) y Tacna (13.6%).

Educación

Un estudio, realizado por Yamada y Castro (2009), concluye que, para tener un impacto significativo en la reducción de la pobreza, es necesario mejorar el acceso a la educación más allá del nivel primario. En las regiones del sur, el 47.3% de las personas con más de 17 años en situación de pobreza han alcanzado al menos educación secundaria. Por otro lado, en la proporción de personas no pobres, este porcentaje asciende a 71.1%.

Estas diferencias se refuerzan según el grupo de regiones. Así, en el grupo de regiones más pobres, el 59.7% alcanzó por lo menos educación secundaria, mientras que en los menos pobres asciende a 78.1%.

Salud

Según el Banco Mundial, cerca de 100 millones de habitantes en el mundo caen en pobreza extrema cada año debido a gastos de salud. Es decir, tanto el acceso a salud como el tipo de cobertura son relevantes. Esto se refleja según la condición de pobreza. Así, en la zona sur, el 64.3% de las personas pobres que presentó alguna enfermedad no se atendió en ningún puesto de salud y el 11.2% se atendió en una farmacia. No obstante, para la población no pobre, el 51% no se atendió y el 18.1% acudió a una farmacia.

Según grupo de regiones, también se refuerza dicho resultado. En las regiones más pobres, el 57.7% no se atendió ante una enfermedad y el 16.4% asistió a una farmacia. En las regiones menos pobres, la proporción de personas que no se atiende se reduce a 45.8% y 16.7% recurrió a una farmacia.

Para ver noticia original, haga clic aquí.