Ejecutivo busca reorganizar consejo directivo de Pro Inversión

El Comercio.- El Ejecutivo planea realizar cambios en la estructura del consejo directivo de la agencia estatal Pro Inversión, según se establece en el proyecto de ley que envió al Congreso para solicitar facultades legislativas.

Las modificaciones que planea el Ejecutivo serían desde una modificación en el consejo directivo hasta transferencias de funciones de Pro Inversión al Ministerio de Economía y Finanzas (MEF).

Como se conoce, el ex presidente de Pro Inversión, Alvaro Quijandría, había emprendido una reforma de Pro Inversión para que esta entidad cuente con mayor independencia con la instalación de un consejo directivo integrado no solo por ministros de Estado, sino que se sumen tres directores independientes para alejar la influencia política. Sin embargo, el objetivo de Quijandría nunca se concretó.

Ahora si el Congreso otorga el pedido de facultades al Ejecutivo, el consejo directivo de la agencia estatal quedaría integrado únicamente por actores del sector público.

A la fecha, el consejo directivo de Pro Inversión tiene como miembros al ministro de Economía y Finanzas, David Tuesta (quien también lo preside), el ministro de Energía y Minas, Francisco Ísmodes, y el ministro de Transportes y Comunicaciones, Edmer Trujillo.

OTRO CAMBIOS

El gobierno también sugeriría que la función de seguimiento a los proyectos de asociaciones público-privados (APP) y proyectos en activos vuelva a ser competencia del MEF.

En detalle, la propuesta del Ejecutivo busca que el MEF identifique los problemas en la ejecución de los contratos y ayude a solucionarlos brindando soporte especializado, según explica Semana Económica.

Anteriormente, en mayo del 2013, durante la gestión del ex ministro Alonso Segura, se creó el Equipo Especializado de Seguimiento de la Inversión (EESI), también conocido como el equipo de destrabe.

El grupo fue concebido como una unidad que tenía como una de sus tareas realizar el seguimiento de proyectos de inversión. El fin era asegurar la ejecución de los mismos conforme a sus planes y cronogramas de inversión. Asimismo, otra de sus objetivos era identificar los problemas y trabas que afectaban la ejecución de los proyectos.

La unidad estuvo adscrita al MEF hasta fines del 2016, cuando se aprobó el decreto de ley 1251 que transfirió el equipo a Pro Inversión.

Por otro lado, se propondría que Pro Inversión ya no emita una opinión sobre el Informe Multianual de Inversiones (IMI) en asociaciones público-privadas, instrumento de gestión elaborado por cada ministerio, gobierno regional y local que apunta a identificar los potenciales proyectos de APP.

La labor pasaría a corresponderle al MEF y con esto se esperaría que “se reduzca las contingencias fiscales por proyectos APP que no pueden tener un financiamiento”, según el proyecto de ley.

Para ver noticia original, haga clic aquí.