¿Qué mercados atraerán más flujos en el 2017?

SEMANAeconómica.- Se espera mayor incertidumbre en respuesta a la elección de Trump. Los flujos se redirigirán a Estados Unidos por sus mejores perspectivas y los orientados a emergentes serán aun más selectivos. El Perú seguirá siendo atractivo.

El 2017 será un año muy diferente —e incierto— en los mercados globales. Tras la victoria de Donald Trump en Estados Unidos, aún existen varios elementos difíciles de predecir: la rapidez como la Fed subirá sus tasas, el tipo de políticas que presentará Trump y las próximas elecciones en Europa. ¿Adónde apuntarán los inversionistas globales?

LAS PREFERENCIAS

Estados Unidos ha vuelto a estar en la mira de los inversionistas globales ante sus mejores perspectivas económicas y el alza de tasas de la Fed en diciembre, así como las expectativas de un agresivo plan de estímulo fiscal y gasto en infraestructura por parte de Trump. El sector financiero también sería uno de los más favorecidos. “Cuando suben las tasas de interés, [el sector financiero] aumenta sus ingresos debido a un aumento de su margen neto”, explicó Axel Christensen, director de estrategia de inversión para América Latina e Iberia de BlackRock. Así, en conjunto, se esperaría que el S&P 500 termine a un nivel cercano a los 2,300, un 3.7% de upside, estimó Ronney.

En cuanto a tipo de activos, la subida de tasas de la Fed generará una mayor preferencia en la renta variable por sobre la renta fija. Se priorizarán acciones de empresas con un mayor spread para amortiguar el riesgo. “Se debe dar un mayor enfoque a empresas cíclicas afectadas positivamente por este mayor crecimiento, pero a su vez menos vulnerables [a las alzas de la Fed]. El sector industrial es uno de ellos”, señaló Christensen.

LOS VULNERABLES

La renta fija tuvo un desempeño positivo desde inicios de 2016, cuando la Fed retrasó su segunda alza de tasas. Sin embargo, el alza de diciembre ha golpeado sus perspectivas. “Ha sido un buen año para la renta fija, pero hoy es muy vulnerable ante subidas de las tasas”, explica José Larrabure, gerente de inversiones de Prima AFP.

Los mercados emergentes dejarán de ser el lugar preferido de los inversionistas globales por el alza de la Fed y la elección de Trump. Sólo en noviembre se retiraron US$24,000 millones en acciones y bonos de países emergentes, según cifras del Instituto de Finanzas Internacionales (IIF, por sus siglas en inglés). Ésta es una de las mayores salidas de flujos desde el 2013, cuando la Fed anunció el inicio del fin del estímulo monetario.

Para el 2017, la apuesta en emergentes será más selectiva. “Los mercados emergentes han sido bastante golpeados [por Trump] y no tendrán un mejor retorno que en el 2016”, mencionó Kathryn Rooney, head of research & strategy de la firma de inversiones Bulltick. Algunos tendrán un desempeño positivo, “pero hay que ser selectivos”. Por ejemplo, China y México, en mayor medida, podrían verse afectados por una más agresiva política migratoria y una renegociación de tratados de libre comercio con Trump en la Casa Blanca, coinciden los analistas consultados por SEMANAeconómica.

En Europa las elecciones en Francia, Holanda y Alemania serán fuente de volatilidad ante el alza de la derecha populista y nacionalista observada en el brexit y la victoria de Trump. En esos países, el cambio de balance geopolítico puede tener efectos sobre lo económico, según Larrabure.

El Perú

Los flujos que salieron de países emergentes en noviembre se concentrarán en instrumentos y países con buenos fundamentos. El Perú seguirá siendo la opción más interesante. “Hay que preferir mercados emergentes menos elásticos respecto a las decisiones de la Fed. El Perú es uno de los que más nos gusta de la región; podría aguantar las subidas de tasas”, comentó Rooney. Así, recomendó los bonos soberanos peruanos. “En América Latina somos más cautos, sobre todo con los grandes mercados, como Brasil. Esto nos lleva a mirar con mejores perspectivas al Perú, que destaca por ser la economía que registraría mayores tasas de crecimiento e inversión en los próximos años”, destacó Christensen.

La renta variable peruana continuará como una de las más atractivas de la región. Según un reporte de HSBC, el 12m forward PE (precio entre utilidad para los próximos 12 meses) de las acciones locales es de 12.5x frente a un PE histórico de 16.8x; es decir, existe un potencial de upside de 30.3%.

Otros latinoamericanos a tener en la mira son Colombia, a medida que se vaya despejando la incertidumbre de la reforma tributaria; y Chile, que tiene un desempeño rezagado respecto a la región, coinciden los analistas.

Para ver la noticia original, haga clic aquí.