Mercado de consumo en la zona sur: cambios en los ingresos y gastos

Se espera una recuperación gradual del mercado de consumo para el año 2017, luego de que se viera frenado en el 2015, afectado por cambios en el empleo asalariado, ajustes en los presupuestos familiares y recortes de gastos.

José Carlos Saavedra, director de análisis macroeconómico del Servicio de Asesoría Empresarial (SAE) de Apoyo Consultoría, participó el pasado 7 de setiembre en el Seminario de Asesoría Regional (SAR) en Arequipa, organizado por Seminarium y Apoyo Consultoría, y explicó la situación en la que se encuentra el mercado de consumo en el sur del país.

Panorama del mercado de consumo

En el año 2015, el gasto de los hogares urbanos en conjunto alcanzó los S/ 20 mil millones, consolidando a la zona sur del país como el segundo mercado más grande luego del norte. Según Saavedra el poder adquisitivo de las regiones del sur es alto en comparación con el resto del país.

Arequipa es la región que concentra la mayor parte del gasto de los hogares urbanos en el sur (37%), seguida por Cusco (23%), Puno (17%), Tacna (10%), Moquegua (6%), Apurímac (4%) y Madre de Dios (4%).

Gasto de los hogares urbanos en el sur peruano, 2015
(porcentaje del total)

79

Fuente: Apoyo Consultoría.
Elaboración: Aurum Consultoría y Mercado.

Según señala Saavedra, durante el año 2015, el empleo asalariado de las zonas urbanas se redujo en 0.6% en el sur; la reducción en la región Arequipa fue de 4.7%. Por su parte, el crecimiento del crédito de consumo se desaceleró; en el primer semestre del año 2016, este tipo de crédito en el sur se incrementó en 9.3%, y en Arequipa, en 7.5%.

Durante el año 2015, el presupuesto de las familias del sur del país experimentó un fuerte ajuste, explicado por una contracción de 5.3% en el ingreso promedio per cápita; en Arequipa, la contracción del ingreso promedio per cápita fue de 2.9%. El gasto per cápita de los hogares urbanos en el sur del país se redujo en 4.3%; en Arequipa, la reducción fue de 1.7%. El impacto fue especialmente importante en el rubro de entretenimiento.

Principales drivers de crecimiento del consumo

Saavedra señala tres factores que influyen en el comportamiento de consumo: entorno laboral, ingresos y presupuesto familiar, y gastos.

Respecto al entorno laboral, para el año 2016, se mantendrá el estancamiento en la generación de nuevos empleos formales; sin embargo, para el año 2017 se espera una recuperación moderada en el crecimiento del empleo formal.

En cuanto a los ingresos y presupuesto familiar, durante el año 2016, el ajuste en los ingresos continuará, pero será menor que en el año 2015; los balances financieros de los hogares presentarán una mejora. A partir del año 2017, los ingresos de las familias retomarán su crecimiento, alineados a la mejora del entorno laboral.

Por lo que se refiere a los gastos, en el año 2016, los recortes de gasto en algunos rubros continuarán, pero en menor medida que en el año 2015. Para el periodo 2017-2018, se espera una estabilización gradual del consumo, en línea con la mejora de los ingresos.

Clase media expandida y más consolidada

La clase media se ha expandido en los últimos años, explicó Saavedra. En 2004, los hogares urbanos de Arequipa pertenecientes a la clase media representaban el 27% del total de hogares, mientras que en el año 2015 representaron el 47%.

La clase media se ha consolidado. En el sur de Perú, el número de hogares urbanos con ingresos laborales superiores a S/ 3,000 pasó de 114 mil hogares en el año 2010, a 204 mil hogares en el 2015, con un incremento de 90 mil hogares. En la región Arequipa, los hogares urbanos con ingresos laborales superiores a S/ 3000 fueron 47 mil hogares en el año 2010  y 87 mil hogares en el 2015.

Saavedra explicó que, mientras que en Lima el 79% de hogares tiene refrigeradora y el 51% tiene lavadora, en la zona sur, el 45% de hogares cuenta con refrigeradora y el 23%, con lavadora, de manera que la tenencia de electrodomésticos en la zona sur sigue siendo baja.

Luego de un año 2015 con menor consumo de los hogares, se espera que esta tendencia continuará durante el año 2016, pero de manera moderada, mientras que, en el año 2017, el mercado debe retomar su dinamismo, para lo cual la clase media es clave.